‘La fotografía’, de Penélope Lively

Una novela intimista sobre el verdadero conocimiento de las personas escrita por la prestigiosa autora de ‘Moon Tiger’.

El Cairo

Ya los clásicos estructuraban la obra literaria en planteamiento, nudo y desenlace, entendiendo el primero de ellos como la presentación de los personajes y del conflicto que se va a desarrollar posteriormente. Si tenemos en cuenta esta separación, debemos concluir que el planteamiento que se hace de la anécdota en ‘La fotografía’, de la británica Penélope Lively (El Cairo, 1933), roza la excelencia. Porque ese sencillo documento gráfico a que hace referencia el título es el motor desencadenante de toda la trama.

Un día que está repasando fotografías viejas, el historiador del arte Glyn Peters encuentra una donde aparece su esposa, muerta quince años atrás, acompañada de un hombre al que toma de la mano disimuladamente. Fijándose mejor, se da cuenta de que lo conoce. El descubrimiento hace a Peters dudar de ella y comienza a investigar.

Pero no será solamente él quien se considere engañado. También otros allegados a Kath (tal es el nombre de ella) se verán afectados. Mientras rememoran a la mujer que conocieron, el lector se enterará de que, además de ésta, Kath tuvo otra personalidad que todos aquellos ignoraban. ‘La fotografía’ es una de las últimas novelas que ha escrito, de momento, la británica Penélope Lively, una autora no muy popular en España pero si en el mundo de habla inglesa, donde cuenta con enorme prestigio tanto por sus relatos para niños como por sus obras para adultos. Entre sus admiradores más entusiastas se halla, por ejemplo, su afamado colega Julian Barnes.

Entre los primeros destaca ‘El fantasma de Thomas Kempe’ y, respecto a los segundos, han sido muy reconocidas las novelas ‘Consecuencias’, ‘La hermana de Cleopatra’, ‘Album de familia’ y, sobre todo, ‘Moon Tiger’ con la que obtuvo el Premio Booker en 1987.

Ésta última narra, con indudables elementos autobiográficos, la vida de Claudia Hampton, una escritora de setenta y seis años que se está muriendo. En el lecho, mientras cree estar redactando una historia del mundo, no hace sino repasar su vida. La muerte de su padre en la Primera Guerra Mundial, sus relaciones con su hermano Gordon y su hija Lisa y también con Jasper, su poco fiable marido, y Tom Southern, el oficial al que conoció en El Cairo durante la Segunda Guerra Mundial y amó más que al anterior. Es, en suma, la narrativa de Lively de tono intimista, dada a presentar los conflictos propios de sus personajes, y de una cuidada elaboración. No en balde -como decíamos- cuenta con gran prestigio en la narrativa inglesa.

Vía: British Council.

Foto: Ramón.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...