‘La muchacha de los ojos de oro’, de Honoré de Balzac

Una novela que narra, con estilo decadentista, el enamoramiento del caballero de Marsay y una joven española poseedora de un terrible secreto.

Casa de Balzac

El escritor galo Honoré de Balzac (Tours, 1799-1850) formó, junto a Gustave Flaubert y Stendhal, el triunvirato de los grandes autores del Realismo decimonónico francés. Pero, sobre todo, encarnó como pocos al novelista entregado a una tarea titánica: la creación de la titulada ‘Comedia humana’, uno de los planes más ambiciosos que se hayan emprendido en la Historia Universal de la Literatura.

En efecto, Balzac se propuso escribir un conjunto de más de cien narraciones interconectadas que mostrasen la vida cotidiana de Francia desde la caída del Imperio Napoleónico hasta la llegada al trono de Luis Felipe de Orleans en 1830. No llegó a terminar su proyecto pero llegó casi al centenar de ellas.

Por estas miles de páginas circulan personajes singulares que reaparecen en varias novelas, unas veces como protagonistas y otras como secundarios. Algunos de sus títulos son: ‘Memorias de dos novias’, ‘La Bolsa’, ‘Eugenia Grandet’, ‘El cura de Tours’, ‘Grandeza y decadencia de César Birotteau’, ‘La prima Bette’, ‘Los chuanes’, o ‘La piel de zapa’. La ‘Comedia humana’ fue, en suma, una labor ingente que, en las letras españolas, sólo encuentra parangón en la narrativa de otro monstruo de la Literatura: Benito Pérez Galdós. No obstante, Balzac, que vivió siempre acuciado por las deudas originadas por su pésimo olfato para los negocios, aún tuvo tiempo de escribir otras obras.

Es el caso de ‘La muchacha de los ojos de oro’, novela corta publicada en 1835 a la que sólo de manera forzada podríamos incluir en su gran creación. Además, se distancia de ella por su estilo poco realista. Más bien diríamos que anticipa el decadentismo finisecular por su contenido sexual y, sobre todo, sus elementos orientalistas. Claro que, en el mismo sentido, podría ser considerada una de las últimas muestras del Romanticismo en su vertiente más audaz.

‘La muchacha de los ojos de oro’, dedicada al pintor Delacroix, narra el enamoramiento del joven caballero de Marsay y una señorita española de orígenes misteriosos que vive al cargo de un octogenario marqués. Sin embargo, cuando el dandi consigue llegar a sus habitaciones, sospecha de lo que allí ve: todo parece encerrar un secreto que descubriremos en la escena final. Pese a su laboriosidad, Balzac era amigo de los placeres mundanos y este relato parece ser un “juguete literario” escrito como mero entretenimiento artístico, lo cual no desmerece su excelente calidad.

Vía: ‘The Literature Network’.

Fotos: Sybarite 48.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...