‘La vida en México’, de Frances Erskine Inglis

Un mosaico de la sociedad azteca de mediados del siglo XIX, con sus costumbres y personajes destacados.

Libro La vida en Mexico

Aunque ha habido escritoras desde que existe la Literatura, el Romanticismo supuso que muchas más mujeres se incorporasen al mundo de las letras. Ejemplos como Madame de Stäel o George Sand en Francia, las hermanas Brönte o Jane Austen en Inglaterra y Carolina Coronado o Gertrudis Gómez de Avellaneda en las letras hispanas dan buena muestra de ello.

Otra figura femenina de la escritura, si bien menos conocida que las anteriores, fue la escocesa Frances Erskine Inglis (Edimburgo, 1804-1882). No obstante, se trata de un personaje apasionante que, además, está vinculado con España debido a su boda en 1838 con el diplomático Ángel Calderón de la Barca.

Precisamente siguiendo a su marido, recién nombrado embajador en México, se trasladó desde Boston -donde vivía- hasta tierras aztecas. Permanecerían dos años allí fruto de los cuales sería su obra más conocida: ‘La vida en México’. No obstante, el libro no tuvo premeditación alguna. Durante su estancia en aquel país, escribió regularmente a su familia, que permanecía en la mencionada ciudad de Estados Unidos. Sería posteriormente cuando decidió escoger las mejor escritas y hacerlas llegar a un editor de Boston que se encargaría de publicarlas.

Si estas misivas contuvieran solamente asuntos personales, carecerían de interés literario. Pero es que la autora viajó por México conociendo sus costumbres, se entrevistó con las grandes personalidades del país –el general Santa Anna, Lucas Alamán, Carlos María de Bustamante- y todo ello lo volcó en sus cartas. Bien es cierto que éstas no gustaron a todo el mundo. Figuras de la vida azteca como Manuel Payno la criticaron duramente señalando que la obra contenía toda clase de tópicos, falsedades y prejuicios. Y es que, pese a su talento, la escritora veía el país con ojos europeos.

En cualquier caso, ‘La vida en México’ es un libro interesante por la descripción de las costumbres y la vida social que contiene. La verdad es que Frances Erskine Inglis merecería mayor estudio porque, en un tiempo en que las mujeres apenas tenían acceso a la educación, ella poseía una amplia cultura y dominaba varios idiomas. Todo esto le permitió codearse con figuras literarias de la talla de Washington Irving y George Ticknor, curiosamente dos intelectuales apasionados por España.

Vía: ‘Rey Lear’.

Foto: ‘Amazon’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...