‘Las aventuras de Wesley Jackson’, de William Saroyan

Una novela escrita por encargo del ejército norteamericano como propaganda para el alistamiento que resultó ser un claro alegato antibelicista.

Libro - Las aventuras de Wesley Jackson

Los Estados Unidos han sido tierra de acogida para emigrantes durante mucho tiempo. Ellos construyeron el país tal como lo conocemos hoy: un enorme crisol de razas y nacionalidades que tienen muchos elementos comunes pero también han conservado otros tantos de su originaria cultura. Han sido muchos los novelistas que han reflejado en sus obras las peculiaridades de su grupo social. Así, por ejemplo y respecto a los judíos, tenemos a Saúl Bellow, Premio Nobel de Literatura en 1976, o a Philip Roth.

Del mismo modo pero en cuanto a la minoría armenia instalada en California, tenemos a William Saroyan (Fresno, 1908-1981), quien la retrató magistralmente en obras como ‘Me llamo Aram’, conjunto de relatos protagonizados por un despierto muchacho llamado, justamente, Aram Garoghlanian quien, como una esponja, absorbe todo lo que ve.

Saroyan tuvo una infancia difícil y hubo de costearse los estudios desempeñando distintos trabajos. El más estable de ellos fue como empleado de telégrafos en San Francisco, experiencia que aprovecharía para crear el personaje de Homer Macauley, protagonista de la que quizá sea su mejor novela: ‘La comedia humana’, un retrato de la sociedad de una pequeña villa californiana marcada por la tragedia de la Segunda Guerra Mundial. No obstante, Saroyan se dio a conocer anteriormente en el mundo de la Literatura con ‘El joven audaz sobre el trapecio volante’, publicada en 1934. A ésta siguieron libros como ‘Pequeños muchachos’, ‘El problema con los tigres’ o los dramas ‘Mi corazón está en las tierras altas’ y ‘El momento de tu vida’, con el que obtuvo el Premio Pulitzer.

En cuanto a ‘Las aventuras de Wesley Jackson’, fue escrita por encargo del ejército norteamericano como propaganda para que los jóvenes se alistasen durante la contienda de 1939-1945. Sin embargo, la visión de la guerra que brindaba era tan negativa a ojos de las autoridades que éstas rechazaron el texto. Y es que, efectivamente, se trata de una novela antibelicista.

Como su propio título indica, cuenta las andanzas de un inocente muchacho alistado en el ejército que atraviesa su formación castrense y su traslado a Francia para combatir. En consecuencia, apenas lo vemos participar en la guerra. Por ello, la obra puede considerarse más una novela de aprendizaje que un relato bélico. Pero, en cualquier caso, contiene un mensaje central: será la fraternidad y no la guerra la que redima al género humano.

Vía: ‘The William Saroyan Society’.

Foto: ‘Amazon’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...