‘Memorias de un tramposo’, de Sacha Guitry

La biografía de un pillo que, gracias a su simpatía y atractivo personal, es capaz de llevar una vida de lujo y opulencia.

Casino en Montecarlo

Al igual que ocurría en España, a principios del siglo XX en Francia triunfaba en los escenarios un tipo de comedia burguesa que satirizaba con tono amable las costumbres sociales y, muy especialmente, los conflictos del matrimonio. Si en nuestro país su mejor cultivador fue Jacinto Benavente, al otro lado de los Pirineos, uno de los más destacados fue Alexandre, “Sacha”, Guitry (San Petersburgo, 1885-1957).

Perteneciente a una familia de tradición teatral -su padre fue el actor Lucien Guitry-, él mismo fue también intérprete y dramaturgo. De hecho, solía protagonizar sus propias obras, adscritas a ese tipo de comedia ligera que antes mencionábamos. Además, con el desarrollo del cine, escribió numerosos guiones que también dirigía e interpretaba.

Como autor teatral, sus inicios estuvieron plagados de fracasos. Fue su gran amigo y también escritor Octave Mirbeau quien lo animó a perseverar. Más tarde se lo agradecería con una obra que recorría su biografía titulada ‘Un sujeto de novela’ y en la que el propio padre del autor representaba al protagonista. Otras comedias exitosas de Guitry fueron ‘El ilusionista’ y ‘Désiré’. Sin embargo, estas piezas triunfaban entre el público pero no entre la crítica, que siempre ha despreciado el teatro comercial. Además, escribió biografías noveladas de personajes históricos como Mozart, Jean de la Fontaine o el pintor Frans Hals.

No obstante, dentro de su vasta producción destaca una novela, ‘Memorias de un tramposo’, que ya se ha convertido en un clásico de la Literatura Francesa y, desde su publicación por Gallimard en 1935, ha sido constantemente reeditada. Hasta tal punto llega su popularidad que se ha convertido en costumbre dejar un ejemplar de la obra comentado o ilustrado por los lectores sobre la tumba de Guitry.

Todos conocemos a algún vividor tramposo pero que posee un atractivo personal que lo hace simpático a la gente. Pues bien, así es el protagonista de esta novela, capaz de decir que, al igual que entregar un cheque sin fondos está penado por la Ley, también deberían ser perseguidos aquellos que, poseyendo dinero, no lo gastan ni disfrutan de él. A lo largo de las escasas cien páginas de la obra, asistimos a su infancia y juventud, plenas de sucesos, pero sobre todo a sus andanzas en la edad adulta por los lugares más lujosos: casinos como el de Montecarlo y grandes hoteles de la Normandía o París. ‘Memorias de un tramposo’ es un relato cómico pero también nos hace pensar y ahí, probablemente, reside su carácter imperecedero.

Vía: Biografías y Vidas.

Foto: Marco Assini.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...