‘Nosotros’, de Yevgueni Zamiatin

Una distopía futurista anterior a clásicos como ‘Un mundo feliz’ de Aldous Huxley, ‘1984’ de George Orwell y ‘Fahrenheit 451’ de Ray Bradbury.

Sala de realizacion

El concepto de «Gran Hermano», entendido como estado totalitario que espía a sus ciudadanos y se inmiscuye en todos los aspectos de la vida social hasta convertirla en asfixiante, es relativamente moderno. Sin embargo, ha habido muchos novelistas que advirtieron contra ese peligro. Baste citar como ejemplos a Aldous Huxley con ‘Un mundo feliz’, a George Orwell con ‘1984’ o a Ray Bradbury con ‘Fahrenheit 451’.

Pero no debemos olvidar un relato anterior a todos éstos creado por un escritor que hoy ha caído en el olvido. Se titula ‘Nosotros’ y su autor fue el ruso Yevgueni Zamiatin (Lebedián, 1884-1937). Lo escribió en 1920 y estuvo prohibido en su país nada menos que hasta 1988, cuando la llegada de la Perestroika permitió su publicación.

Zamiatin se unió a los bolcheviques a principios del siglo XX. Por ello, sufrió prisión en las cárceles zaristas. Más tarde, se exilió en Finlandia. Tras regresar a Rusia, se dio a conocer con ‘Un cuento provincial’ pero la fama le llegaría con ‘En el quinto infierno’, una novela antimilitarista escrita en plena Primera Guerra Mundial que fue también prohibida por las autoridades. Con la Revolución Rusa, no mejoró su suerte, pues su oposición al régimen leninista le volvió a llevar a la cárcel. Finalmente, en 1929 consiguió salir del país y se instaló en Francia, donde residiría hasta su muerte en 1937. Entretanto, había escrito otras novelas como ‘El pescador de hombres’.

Y también ‘Nosotros’, que fue publicada en Inglaterra en 1924 e influyó poderosamente en el citado George Orwell, quien reconoció haberla leído. Estructurada en forma de diario, nos lleva a un mundo futuro de verdadera pesadilla (lo que suele calificarse como «distopía»). El narrador es D-503, científico que construye una nave espacial que debe llevar a otros planetas la «bendita Razón».

Vive en la ciudad de cristal y acero del Estado Único, a la que un enorme muro separa de la vida salvaje y que está regida con mano férrea por «el Bienhechor». En ella toda individualidad ha desaparecido. Los seres humanos se han convertido en números que deben realizar un trabajo. Pero D-503 se enamora, algo totalmente prohibido en la nueva «civilización», y ello le trae enormes sufrimientos. La única esperanza reside en el mundo salvaje donde aún viven hombres libres. No hace falta señalar que la novela es una demoledora crítica al totalitarismo soviético y cuenta con el acierto de predecir sus efectos en época tan temprana como 1920, cuando aún estaba constituyéndose.

Fuente: Tusquets Editores.

Foto: Mixer.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...