Pérez-Reverte anuncia nuevo libro

Su título es ‘El francotirador paciente’ y se trata de una novela de intriga ambientada en el mundo urbano de los grafiteros.

Graffiti

No puede decirse que el escritor murciano Arturo Pérez-Reverte (Cartagena, 1951) sea poco trabajador. Si en noviembre del año pasado aparecía ‘El tango de la Guardia Vieja’, ahora acaba de terminar otra novela, según ha anunciado el propio autor a través de Twitter. Se titula ‘El francotirador paciente’ y estará en las librerías justo un año después que la anterior: el próximo mes de noviembre, editada por Alfaguara.

Aunque Reverte no ha querido desvelar mucho del contenido, ha señalado que la trama se desarrolla en el mundo de los grafiteros: hay un misterioso artista callejero de nombre Sniper, a quién nadie ha visto la cara y que es bastante peligroso, y una mujer que lo persigue. Ésta se llama Alejandra Varela y es una especialista en arte urbano.

De paso que presentaba la obra, Pérez-Reverte, amigo de lanzar pullas, ha aprovechado para ironizar sobre lo que se lleva el Ministerio de Hacienda de su trabajo, señalando que, de las trescientas y pico páginas con que cuenta el libro, más de cien las ha escrito para que las recaude el citado ministerio “por la cara”. Pero el escritor no ha criticado sólo el sistema fiscal español. También ha indicado que su nueva obra le sirve para atacar al arte actual, al que considera “una gran mentira”.

‘El francotirador paciente’ se desarrolla, entre otras ciudades, en Lisboa, Verona y Nápoles, sitios que Reverte ha vuelto a visitar para documentarse. Según él, tenía en mente dedicar una novela al mundo del arte urbano desde que escribiera ‘El pintor de batallas’, pues además es un tema que afirma conocer muy bien. Y no puede ocultar su aprecio por los grafiteros, que -indica- generalmente son muchachos sin futuro que hacen bandera de la rebeldía.

Fuente: ‘El Mundo’.

Foto: Bob Mical.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...