“El libro rojo de Mongolia”, una muestra del humor más mordaz sobre la situación de España

Los creadores de la revista Mongolia acaban de publicar el «Libro rojo de Mongolia», donde continúan en la misma línea sarcástica como hasta ahora.

"Libro rojo de Mongolia"

El colectivo Mongolia, creadores de la revista sarcástica e irónica que tiene su mismo nombre, ha publicado El libro rojo de Mongolia, un recorrido con grandes pinceladas de humor y crítica a la sociedad. Y es que ya lo dijo Nietzsche: “El hombre sufre tan terriblemente que se ha visto obligado a inventar la risa”.

De esta manera nace esta obra, editada por Reservoir Books (Mondadori), que hace referencia al Libro Rojo de Mao y pretende alcanzar los 900 millones de copias que consiguió el famoso libro que reúne las citas y los discursos del dirigente chino.

Eduardo Galán, que pertenece al grupo Mongolia, comenta que el libro cuenta con grandes dosis de humor, ironía y descaro, combinando un “juego esperpéntico sobre la situación actual de España y el Gobierno, la monarquía y la banca” y sobre la situación de nuestro país a un nivel más amplio, a través de un gran número de temas y un diccionario propio que precisa muy bien la situación actual. Además, recoge varias entrevistas con personajes como Rene Descartes, Vincent Wan Gogh, Miao Zedong o Jim Morrisey.


El libro rojo de Mongolia, como recuerda Galán, tiene su origen en la revista mensual Mongolia, un proyecto que nació en marzo de 2012 por seis personas “hartas”: Eduardo Galán, Darío Adanti, Gonzalo Boye, Eduardo Bravo, Jaume Ochirbat y Fernando Rapus. La revista se publica en papel, pese a las dificultades que están pasando actualmente las publicaciones impresas debido al auge de Internet, “por respeto a los lectores”, comenta Galán. La publicación cuenta con un gran éxito desde su salida al mercado y tiene ya 70.000 seguidores en Twitter y 20.000 en Facebook.

Ahora, el colectivo ha querido llegar más lejos y ha creado este libro como una crítica a la situación actual. “La situación para un humorista es una bicoca -explica Galán-, pero es una bicoca agridulce porque todos los días te encuentras con situaciones que te hacen pensar que este país es poco serio, porque determinadas cosas que se veían como rígidas y establecidas se están viniendo abajo en cadena”.

Para el integrante de Mongolia, la aparición de revistas humorísticas es algo normal en estos momentos, ya que la propia tradición en nuestro país ya ponía de manifiesto este tipo de publicaciones desde finales del siglo XIX hasta 1936 y posteriormente con “La Codorniz”, “Hermano Lobo”, “El Papus” o “El jueves”.

Desde que apareció la crisis y volvimos a ser pobres las revistas satíricas vuelven a aparecer”, indica Galán, que considera que “el humor es la mejor herramienta para demostrar las incoherencias del sistema”.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...