El misterio detrás de la muerte de Pablo Neruda, por Mario Amorós

Mario Amorós es un licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid nacido en Novelda, España el 11 de agosto de 1973. El licenciado además es Doctor en Historia especialista en América por la Universidad de Barcelona.

Pablo Neruda

Treinta y nueve años después de la muerte del Nobel de Literatura Pablo Neruda, Amorós edita en su nuevo libro los misterios envuelven las causas que en un principio apuntaron un cancer terminal, un paro cardíaco, hasta llegar cuestionar una inyección letal bajo el manto oscuro de la dictadura.

En 1971 en una clínica privada de Santiago de Chile, a 12 días del golpe de Estado de Augusto Pinochet, sobre el 23 de septiembre de 1973, la historia oficial anuncia que por un avanzado cáncer de próstata fallece Pablo Neruda. Así consta en el certificado y acta de defunción. Pese a la historia oficial Matilde Urrutia, tercera mujer de Neruda, sostuvo que el autor no murió de cancer sino de un paro cardíaco. Sin embargo nunca denunció un asesinato ni dio la idea al respecto.

Quien si dió esta idea, fue su antiguo chofer Manuel Araya, quien entrevistado en Proceso, revista mexicana, insistió que Neruda fue víctima de los agentes del régimen, fue asesinado. Bajo tamaña denuncia, lo primero es buscar los informes médicos, dando con que ninguno de los tres centros en los que fue atendido en 1973 conserva ninguna ficha, dato, o informe pese a que por ley es obligatorio conservar estos informes durante 40 años.

No sería el primer caso, la hipótesis recuerda al caso del ex-presidente Frei Montalva que encabezando la oposición al régimen fallece en 1982 en Santa María, la misma clínica.

Desde el año 2009 la justicia investiga si la muerte del renombrado se debió en realidad a un homicidio por envenenamiento y no a una sepricemia. En el año 2011 el Partido Comunista luego de la denuncia de Araya pide reabrir el caso para investigar la muerte de Pablo.

Amorós relata que Neruda alertó que le habían colocado una misteriosa inyección en el estómago que según se cuenta en sus memorias fue un tranquilizante que lo sumergió en un coma del que nunca despertó.

Infinidad de interrogantes, contradicciones entre testimonios y dudas envuelven esta muerte. En este libro se detalla el último año de vida del poeta y en el último capítulo se repasa la vida de Matilde Urrutia, fallecida en 1985. El autor aboga la exhumación de los restos para enclarecer los hechos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...