El Museo del Libro se abre al patrocinio privado

En los tiempos que corren, toda iniciativa que aporte fondos a la cultura tiene que ser bienvenida por original que parezca. Y en esto la Editorial Siloé de Burgos está trabajando de forma brillante. A la apertura de su Museo del Libro Fadrique de Basilea en 2010, se añade ahora el curioso modo de mecenazgo que han empezado a poner en práctica. Aquí lo explicamos.

En los tiempos que corren, cualquier iniciativa de financiación es buena y más si hablamos de un sector como el del libro, tradicionalmente poco ayudado por los organismos oficiales. Si las grandes editoriales atraviesan una situación complicada, mayores problemas padecen las pequeñas, que no cuentan con autores populares y difícilmente consiguen un súper-ventas.

El Museo del Libro se halla en Burgos

El Museo del Libro se encuentra en Burgos. En la foto, Plaza Mayor de esa ciudad

Una de las que más imaginativamente está trabajando para obtener recursos es la Editorial Siloé, ubicada en Burgos. Hace dos años abrieron en la ciudad el Museo del Libro Fadrique de Basilea, que conjuga el valor documental y turístico con la divulgación de las actividades de la propia editorial, que así amplía su difusión y sus ventas.

Y ahora, además, han iniciado una novedosa campaña de captación de patrocinadores privados en el ámbito burgalés. Éstos, a cambio de obtener publicidad, contribuirán a la financiación del Museo y en colaboración con él crearán proyectos de índole cultural que igualmente mejorarán su imagen pública al tiempo que la de la propia institución cultural. Más concretamente, las empresas que decidan participar en este proyecto de mecenazgo comprarán obras de la editorial y, a cambio, el Museo del Libro colocará sus logotipos y nombres comerciales tanto a la entrada del propio Fadrique de Basilea como en los folletos impresos que la entidad publique para dar a conocer sus actividades y en su página web. Así mismo, podrán realizar eventos  empresariales dentro del museo y acceder a visitas guiadas dentro del mismo para sus clientes y compromisos.

De momento, han sido varias las casas comerciales de la zona que se han apuntado a tan curiosa forma de publicidad. La primera en hacerlo fue la Academia Evolución, con la que se están preparando distintas actividades educativas dentro del Fadrique. A ésta, la siguió Trasluz Casual Wear, que ha preparado un desfile de moda en su interior.

Y tras ellas, han llegado Ananda Trabajo Temporal y la conocida marca de chocolates Valor. Se trata, sin duda, de una original forma de patrocinio que puede reportar interesantes beneficios tanto a la institución como a las empresas colaboradoras. Bien es cierto que poco tiene que ver con la cultura pero no están los tiempos como para desperdiciar ingresos extraordinarios. Y, si ello sirve para mantener una iniciativa tan interesante como el Museo del Libro, bienvenida sea. Lo que, desde luego, no puede negársele a la Editorial Siloé es capacidad para hallar fuentes de financiación al margen de las vías tradicionales.

Fuente: Eventos Literarios.

Foto: Tnarik.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...