Escoria, de Isaac Bashevis Singer

Un relato interesante para recorrer las calles de Varsovia, en Polonia, a principios del siglo XX.

Escoria: una novela de gran prosa

El escritor judío Isaac Bashevis Singer trae un buen ambiente y un protagonista que te cautivará en Escoria (1991), una novela con excelente prosa y uno que otro desperfecto, pero en definitiva es una historia no muy fácil de olvidar, pues es universal y para nada difícil.

Con un personaje que tras la muerte de su único hijo se hunde en una vida de mentiras, estafas y promesas que no podrá cumplir, la historia te invita a conocer mucho más de él.

Pero también te hará recorrer las calles de Varsovia en Polonia, de aquella época, 1906 para ser más exactos, de la sociedad judía.

¿Qué cuenta esta novela?

  • Max Barabander es el protagonista de esta historia, quién es judío y regresa Varsovia, a los 47 años, tras haber vivido gran parte de su vida en Argentina, donde reunió una fortuna.
  • Su regreso a su país natal, que también significará el reencuentro con sus raíces, con su cultura, es debido a la pérdida de su único hijo y de su matrimonio con la muerte de este.
  • Dolor que hará que Max, que tiene una personalidad impulsiva, se hunda en una vida tóxica debido a las mentiras, estafas y falta de compromiso, sobre todo a mujeres que al final no puede cumplir.

Esto es lo que hace a la novela tan atrayente porque no es un personaje perfecto, si no al contrario posee sentimientos y problemas de humanos, que te hacen sentir cierta simpatía por él que a su vez hace que quieras llegar al final de la historia.

Un texto como Escoria, uno de los trabajos literarios más reconocidos de Singer, que posee un tono adulto y sin censuras, que te hace adentrarte en él, no lo vas a conseguir en cualquier parte.

Razón que puede hacerte leerlo una y otra vez, eso es lo bueno que tiene un libro, que te enganches con él gracias a la manera en la que escribe su autor. Porque detrás de un buen libro, hay un muy buen escritor.

Escritor que, además, tiene muchas otras obras que podrían ser de tu interés, tal como El Esclavo, La casa de Jampol, El Certificado, El Penitente, El mago de Lublin, Shosha,  entre otros.

El también ganador del Premio Nobel de Literatura en 1978, definitivamente tenía un talento nato para escribir, como no lo iba a tener si la mayoría de su familia, desde su mamá hasta sus hermanos, escribían cuanta historia se les ocurría.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...