Flores de plomo

«Flores de plomo» es la nueva obra de Fernando Martínez Laínez, que podríamos catalogar como thriller aunque contiene muchos géneros en uno, como ser las aventuras y la novela negra, mezclados con ataques terroristas y radicalismo islámico.

Fernando Martínez Laínez

“Flores de plomo”, la nueva obra de Fernando Martínez Laínez, es una gran novela “thriller”, como él gusta decir. En realidad sería difícil encasillarla en otro género pues mezcla la historia con los espías, la novela negra y las aventuras de una forma muy peculiar, lo que le da al libro un trasfondo muy interesante pese a eso.

Partiendo de la base, como el mismo autor expresa, de ser una novela no realista, podemos comenzar a leerla para descubrir qué es lo que nos quiere mostrar, y no nos será tan difícil hallarlo. La clave está en la falta de valores morales que tenemos en Occidente, algo que no podemos negar ni dudar ninguno de nosotros.

Retomando la trama de la novela ¿cómo te ves leyendo una obra donde tengan prioridad los antiguos moriscos, el terrorismo nuclear y el radicalismo islámico, junto a una saga de espías situada en la ciudad de Granada? Ahora comprendéis por qué es una historia ficticia, aunque exista sí un personaje real en toda la trama: Graciana.

Ella es la Sacerdotisa de Sacromonte, pero no es real en sí misma, sino que es un personaje inspirado en una vidente soviética que era llamada desde el Kremlin cada vez que Brezhnev sufría un ataque cardíaco, con lo que la KGB estaba involucrada pues alguien tenía que ir a buscarla. Las cosas que desconocemos de esa época son muchas aún, más de la URSS que no daban a conocer absolutamente nada.

Recientemente le realizaron una entrevista donde nos descubre esto y algunas cosas más sobre la novela y su vida, de la que tomo una frase suya que creo, merece especial atención: “Vivimos en un mundo bastante miserable y profundamente injusto, donde dos terceras partes de la Humanidad apenas disponen de lo más elemental para sobrevivir. La miseria -añade- en muchos casos no es solo material sino moral, de ausencia de valores sólidos y convicciones, como es el caso de Occidente«.

Aquí está parte del trasfondo de la novela que mencionábamos al comienzo del artículo, pero queda más por descubrir. Lo demás lo debéis descubrir vosotros, además de disfrutar una muy buena lectura pero sobre todo, amena para todo lo que contiene.

Imagen: Dominio Público

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...