¡Increíble! Más del 40% de los españoles nunca leen un libro

La tecnología puede estar siendo uno de los principales factores por los que los españoles ya no leen libros

Segun estudios, el 40% de la poblacion en Espana no leen libros

De acuerdo a los resultados del Barómetro de Hábitos de Lectura y Compra de Libros en España 2017 de la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE), los cuales fueron presentados en el mes de noviembre del 2018, arrojaron que el 40,3% de los españoles no lee nunca o casi nunca leen un libro.

Aumento lento de lectores

Este porcentaje indica que de cada diez españoles cuatro no tienen el hábito de leer libros. Si bien se evidencia un pequeña subida de lectores, de hecho si se compara con los resultados que la institución obtuvo en el 2012, subió en tres puntos, con respecto a las personas mayores de 14 años que tienen esta práctica, quienes representan el 60  por ciento.

Es más los resultados indican que ese 60 por ciento se leen, según la media anual 13 libros, dos más que en 2012. Lo cual no ha hecho que cambie el panorama español, en cuanto a las personas que realizan este tipo de práctica, manteniendo a España por debajo de la debajo de la media europea.

Por falta de tiempo las personas no leen

El argumento más común, que de hecho representa el  47,7%, para las personas que no leen libros, es que la falta de tiempo no se los permite, especialmente para los que se encuentran entre los 35 y los 44 años. Pero no es la única razón en las cuales se respaldan quienes forman parte de este 40,3 por ciento.

Un 35,1 por ciento de los encuestados reconocen que simplemente no leen libros, porque no les gustan o interesan. Por su parte los que se quejan de los precios, tan solo corresponde a un 0,7 por ciento. Lo cual evidencia que en España, los soportes digitales no hacen mucha diferencia en el número de lectores. De hecho quienes más leen lo hacen con una frecuencia poco constante (una vez a la semana).

La mayoría de españoles leen en papel

Como se mencionó anteriormente, el impacto de los formatos digitales de libros no ha causado gran impacto. La realidad es que el 40% de la población lee exclusivamente en papel. Pero no se puede negar que a pesar de esto, el consumo de libros digitales ha tenido un pequeño aumento, de 11,7% en 2012 al 27,2% en 2017.

Las personas se suelen sentir atraídas por aquellas obras que les recomiendan algún amigo, familiar o compañero. Las páginas web especializadas son responsables del 31,1% de las lecturas. Dentro de las lecturas más atractivas y populares el año pasado fue “Patria”, de Fernando Aramburu, se convirtió en el libro más vendido y más leído en España.

En cuanto al interés colectivo por las obras nacionales, está muy presente, con Dolores Redondo, Carlos Ruiz Zafón, Ildefonso Falcones y Fernando Aramburu.

Todo apunta a que los españoles pierden interés por la lectura con el paso del tiempo

Es decir, de acuerdo a los resultados la población más joven (entre los diez y los catorce años), posee el porcentaje más alto en cuanto a lectores habituales, con un 80 por ciento. Lo cual cambia con el paso del tiempo, las personas activas en la lectura disminuyen y solo la mitad de los españoles mayores mantiene ese gusto por la letra impresa.

En la mayoría de los casos esto se da debido a que al llegar a la adolescencia los jóvenes se encuentran con la nueva tecnología y cambian el libro en papel por la pantalla, las series se han convertido en el principal medio de entretenimiento de muchos.

Las mujeres se interesan más por leer

Entre hombres y mujeres hay una brecha de diez puntos, en especial entre quienes tienen 45 y 54 años, donde la diferencia se ubica en un 20 por ciento. También, se ha determinado que la ubicación geográfica influye notablemente, en Madrid, por ejemplo, el porcentaje de personas lectoras es de 70%, en Extremadura apenas lo es la mitad. En cuanto a quienes están trabajado y los que están parados no se muestran diferencias significativas.

Menos españoles realizan préstamos en bibliotecas

Otro datos curiosos obtenidos, es que a pesar de que las bibliotecas se valoran mejor, el uso del servicio de préstamo desciende. El año pasado solo el 32% de la población visitaron una biblioteca, de ese porcentaje tan solo el 16% se lleva algún libro, esto apunta a un descenso con respecto a 2012 de un 8%. Quienes visitan estos lugares por lo general lo hacen para consultar un libro directamente allí.

Los españoles prefieren sentir que son dueños de los libros, de hecho la adquisición de ellos aumentó un 6 por ciento con respecto al 2012, ubicándose en un 61,3 por ciento, a pesar de esto el número de ejemplares por persona es menor, lo que indica que si bien son más las personas que compran, son menos la cantidad de títulos.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...