Nórdica reedita el clásico ‘La dama de las camelias’

A pesar de que la obra de su padre es mucho más abundante, Alejandro Dumas (hijo) necesitó tan sólo una novela para igualarlo en popularidad: ‘La dama de las camelias’. Y es que la historia de amor de la antigua cortesana y el joven burgués a los que se enfrenta la sociedad ha dado la vuelta al mundo.

Una representación de 'La Traviata'

Una representación de 'La Traviata', ópera de Verdi basada en 'La dama de las camelias'

Hay novelas que compensan toda una carrera literaria ya que, por sí solas, convierten a su autor en una personalidad mundialmente conocida y admirada incluso por las generaciones posteriores. Esto sucede en época moderna con escritores y obras como Harper Lee y ‘Matar un ruiseñor’ o J. D. Salinger y ‘El guardián entre el centeno’ pero siempre ha ocurrido. De hecho, uno de los casos más evidentes fue el de Alejandro Dumas (hijo) con ‘La dama de las camelias’, que ahora reedita Nocturna Ediciones.

Y ello resulta más curioso aún si tenemos en cuenta que, siendo hijo del autor de ‘Los tres mosqueteros’ y de ‘El conde de Montecristo’, era una difícil tarea alcanzar la popularidad de su padre, uno de los grandes autores del Romanticismo francés. No obstante, el que Giuseppe Verdi eligiera su obra para componer ‘La Traviata’ sin duda ayudó a su difusión.

Alejandro Dumas (París, 1824-1895) era hijo natural del gran escritor y de una humilde costurera y, a pesar de que fue reconocido por su padre y recibió una esmerada educación, en aquellos tiempos esa circunstancia era motivo de discriminación social, una carga contra la que peleó toda su vida. Precisamente, sus obras atacan duramente todos los prejuicios con que la sociedad margina a mujeres y niños y quizá la mejor muestra de ello sea ‘La dama de las camelias’, inspirada por Marie Duplessis, una cortesana parisina famosa en la época por sus relaciones con grandes personajes.

A grandes rasgos, la obra narra el amor de Marguerite Gautier y el joven Armand Duval y cómo la sociedad se opone a él a causa del pasado de la mujer, hasta tal punto que rechaza a la familia Duval. Es el padre del joven quién hace ver a la antigua cortesana, que a su vez está enferma de tisis, los perjuicios que la relación puede traer para todos y la conmina a que la rompa.

Y es precisamente la reacción de ésta la que le confiere grandeza trágica. Una vez más, los prejuicios de la sociedad acaban con la pareja, si bien ello es temporal porque, gracias a una sirvienta de Margarita, Armand se entera de la verdad y acude a verla. Nunca jamás Dumas volverá a crear una obra de tanta hondura dramática. No es casual ni que haya sido llevada al teatro y, más tarde, al cine, ni que Verdi se fijara en ella como argumento de su ópera.

Fuente: Nocturna Ediciones.

Foto: Cecilia Heinen.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...