La Librería Lello cumple 110 años

Considerada una de las más bellas del mundo, sus propietarios han decidido incluso cobrar entrada a los miles de turistas que la visitan.

libreria

Desde una perspectiva prosáica, una librería es un comercio donde pueden adquirirse libros. Pero, para los amantes de la Literatura, es mucho más que eso: se trata del lugar donde uno puede sumergirse entre los volúmenes, revisar los textos sobre un determinado tema o autor e incluso respirar el aroma de estanterías repletas de ejemplares. En cierto sentido, podría decirse que se trata de un santuario de la cultura. Además, algunas de ellas son lugares de gran belleza.

Por todo ello, cuando una de estas tiendas cierra, es una mala noticia. Y, a la inversa, cuando una de ellas cumple 110 años, está justificado que sus propietarios lo celebren. Justamente esto último es lo que sucede con la Librería Lello e Irmao, considerada una de las más bellas del mundo.

Así la han calificado por ejemplo el periódico británico ‘The Guardian’ o el escritor español Enrique Vilá-Matas. Se halla en la Rua das Carmelitas de Oporto, ocupando un edificio construído por Francisco Xavier Esteves, y es tan espectacular por dentro como por fuera: en la fachada se aprecian formas neogóticas y modernistas, mientras que en su interior destacan las espectaculares vidrieras del techo y la escalera (se dice que ésta inspiró la del colegio Hogwarts de ‘Harry Potter’).

Lógicamente, fue inaugurada en 1906 (exactamente el 14 de enero) con la presencia de figuras de las letras portuguesas como el poeta Guerra Junqueiro o el erudito Leite de Vasconcelos. Y ahora incluso el Ministro de Cultura luso ha participado en los actos de homenaje. Éstos consistieron en un concierto de saxofón a cargo de la Banda Sinfónica Portuguesa, el regalo a los 110 primero clientes de un libro del citado Junqueiro y -lo que no deja de ser curioso- la entrada gratuita.

Y es que, desde hace 6 meses, quienes deseen acceder al interior de Lello tienen que pagar 3 euros. No obstante, en caso de comprar, esa cantidad se les descuenta del precio. Podría pensarse que esa decisión ha hecho que las visitas al local disminuyan pero ha sido todo lo contrario. De hecho, desde que sus propietarios tomaron esa decisión motivados por la enorme afluencia de turistas, las ventas del negocio se han multiplicado por 3. Y es que, sin duda, la Librería Lello merece una visita.

Vía: ‘La Vanguardia’.

Foto: Mathieu Marquer en Wikimedia.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...