La Olvidoteca, biblioteca de libros olvidados

La «Olvidoteca» es una biblioteca formada por los libros olvidados por los huéspedes del Gran Hotel Conde Duque de Madrid.

Todos nos hemos dejado objetos olvidados en algún lugar alguna vez. Esta situación empeora cuando el objeto es de valor y el lugar es un sitio donde no vas a volver. Un lugar que recoge todas características para olvidar nuestras pertenencias son los hoteles. Las habitaciones de los hoteles se convierten en nuestro hogar por unos días durante nuestra estancia en ellas. Usamos sus cajones, armarios, camas, mesitas, aseo, como si fuera nuestra casa. Esto facilita los olvidos.

biblioteca

Colección de libros.

El Gran Hotel Conde Duque de Madrid ha encontrado un lugar para reutilizar uno de los objetos más olvidado: Los libros. Son gran cantidad de objetos los que el personal de limpieza puede encontarse en la habitación libre de un hotel y los libros son el único que se les puede dar otro uso dentro del hotel.

Rafi Prieto García, gobernanta general del hotel, observó que cada vez aumentaba más el olvido de libros de sus huéspedes, al principio repartía los objetos olvidados, y que no eran reclamados, entre el personal del hotel. Más tarde, al ver la gran cantidad de libros que se acumulaban, se le ocurrió la idea de montar una biblioteca, una biblioteca de los clientes para los clientes, como afirma un cartel plastificado en un ríncon de la biblioteca.

Al principio los libros estaban colocados en una pequeña vitrina, pero ahora hay más de 400 ejemplares. A este espacio le llamaron la «Olvidoteca», ya que está formado por libros olvidados. Patentaron el nombre ya que surgió de una idea original y atractiva que no tiene otro hotel en España. Hay libros de todos los géneros y en diferentes idiomas. Los clientes pueden disfrutar de la lectura en el rincón habilitado, incluso en la habitación. No hay control sobre los libros, sólo un pequeño cartel que ruega la devolución del libro al finalizar la estancia.

Esta idea es una buena y divertida forma de fomentar la cultura y la lectura en diferentes idiomas ya que los huéspedes de un hotel de Madrid pueden ser de cualquier lugar del mundo y ese intercambio solo aporta cultura. Además, Rafi Prieto, explica que los clientes participan activamente en la iniciativa y dejan olvidados nuevos ejemplares para aumentar la colección con una pequeña nota: «Para la Olvidoteca».

La Olvidoteca ha tenido tanto éxito que varios medios de comunicación se han hecho eco de la noticia y han explicado a los ciudadanos la idea brillante de este hotel de Madrid.

Foto / Eduardo Loureiro

Información / Tatiana G. Rivas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...