Medardo Fraile, cuentista magistral

Aunque vivía en Glasgow desde 1967, Medardo Fraile continuaba publicando en España, donde se le considera uno de los mejores creadores de relatos breves de los últimos años en castellano.

Glasgow

Detalle de Glasgow, donde Fraile vivía desde 1967

El pasado día nueve de marzo murió de forma repentina en Glasgow, donde vivía desde 1967, el narrador Medardo Fraile (Madrid, 1925-2013). Considerado una de los más importantes creadores de relatos breves de la literatura española en las últimas décadas, la distancia geográfica sin embargo lo había alejado un tanto de la actualidad editorial. Por ello, se le considera un autor de culto, no demasiado conocido entre el gran público.

Perteneciente a la Generación del Medio Siglo, en la que se incluyen igualmente novelistas como Jesús Fernández Santos, José Manuel Caballero Bonald, Juan García Hortelano o Ana María Matute, no obstante, tenía por uno de sus maestros a Ignacio Aldecoa, prematuramente fallecido y posiblemente el mejor escritor de todos ellos.

Medardo Fraile se doctoró en Letras por la Universidad de Madrid y trabajó en la enseñanza, actividad que compaginaba con su creación literaria. Aunque escribió teatro, ensayo y artículos periodísticos -como decíamos- lo más destacado de su producción son sus cuentos. Incluso hubo una época en que se vio obligado a escribir una novela, ‘Autobiografía’, para rebatir a quiénes le acusaban de ser solamente un autor de relatos breves. Así mismo nos ha legado un libro de memorias titulado precisamente ‘El cuento de siempre acabar’, que publicó la editorial Pre-Textos en 2010. En cuanto a su género predilecto, los creó de todo tipo y se encuentran reunidos en volúmenes como ‘Cuentos con algún amor’, ‘Ejemplario’, ‘Contrasombras’ o ‘Años de aprendizaje’.

Se caracterizan por un estilo sobrio, más bien realista –él mismo decía que el relato breve es siempre «un puñetazo lleno de realidad posible»-, aunque no exento de lirismo y cierta tristeza contenida. El argumento es con frecuencia una mera excusa para mostrarnos escenas y tipos de la vida cotidiana como ocurre en la recopilación ‘Con los días contados’. Por ellos, se le otorgaron premios como el Sésamo, el de la Estafeta Literaria y el Nacional de la Crítica en 1965.

Pese a su avanzada edad, gozaba de buena salud y continuaba trabajando. De hecho, el director de la editorial Páginas de Espuma, Juan Casamayor, había charlado con él un día antes de su fallecimiento acerca de «un proyecto que teníamos, la publicación de otro libro con sus cuentos». Fue precisamente este sello el que editó la que es última recopilación de ellos hasta ahora, titulada ‘Antes del futuro imperfecto’ y, pocos años atrás, sus relatos completos bajo el título ‘Antología y verdad’. Descanse en paz.

Fuente: ‘ABC’.

Foto: HBarrison.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...