Sangre derramada de Asa Larsson

Portada del libro

Portada del libro

La abogada Rebecka Martinsson ha pasado un mal año después de los dramáticos acontecimientos ocurridos durante la estancia en su pueblo natal: Kiruna (Suecia). Lo último que le apetece ahora es revivir la pesadilla que casi le mata. Mala suerte. Su creadora, Asa Larsson vuelve a la carga con la segunda entrega de esta saga: Sangre derramada. La primera novela, Aurora boreal y editada también por Seix Barral, vendió en nuestro país más de 150.000 ejemplares. No está mal para casi una recién llegada que tiene que competir con otro de los grandes de la novela negra sueca: Stieg Larsson, con el que no comparte ningún parentesco.

Como la misma autora afirma, las novelas negras están de moda. ¿La razón? Ponen el mundo en orden y nos brindad por un momento la certeza de que los buenos siempre ganan, como en el Antiguo Testamento. Aunque paguen un alto precio por ello, como es el caso de su depresiva heroína Rebecka. Las influencia religiosas de Larsson son más que evidentes. De hecho en Aurora boreal Asa Larsson ponía sobre la mesa los peligros de las sectas y el fanatismo. En su segunda novela vuelve con más muertes y más intriga escandinava. Heredera del excelente Henning Mankell, que marcaría una brecha en la novela sueca y se convertiría en referente indiscutible para generaciones posteriores, la escritora se atreve a crear un personaje que tiene mucho de ella misma.

Lo que ofrece en Sangre derramada no te lo vamos a desvelar, sabemos que a los amantes de la novela negra les gusta ir desgranando por ellos mismos los detalles y las intrigas. Pero te adelantamos que la figura del lobo tiene un interés central. Asa Larsson defiende que los lobos son como las mujeres, con un gran instinto de conservación que les hace sobrevivir y defender a sus cachorros. Quizá como la propia Rebecka Martinsson, una ser herido y gélido que sin embargo es extremadamente fuerte.

Los ejes de la novela giran en torno a los fantasmas recurrentes de Larsson. En primer lugar una deuda con el estatuto de la mujer, tratando

Kiruna

Kiruna

temas como el aborto, el lesbianismo o el maltrato. Por otro lado, las reticencias ante todo sistema piramidal y jerarquizado que ella focaliza en las sectas, quizá fruto de su férrea educación religiosa en la iglesia laestadiana. Los lugares comunes de Asa Larsson son las pequeñas aldeas que conoce desde niña, a través de las cuales nos muestra la inquietante calma que reina en esos lugares cercanos al frio polar.

La hipocresía y el intento de controlar las mentes a través de miedos infundados y dogmas inamovibles es aquello con lo que su protagonista, Rebecka Martinsson, deberá enfrentarse de nuevo… muy a pesar suyo.

Amanecer en Kiruna por Mararie en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...