Se publica «Arte menor», de Juan Ramón Jiménez

Se publica «Arte Menor» de Juan Ramón Jiménez, una obra que recopila 142 poemas, de los cuales 43 son inéditos, y nos permite conocer en profundidad la etapa inicial del autor.

Uno de los proyectos anhelados de Juan Ramón Jiménez se ha hecho realidad tras la publicación de «Arte menor». Se trata de 142 poemas, de los cuales 43 son inéditos, que completan la etapa inicial del autor. En el proyecto han colaborado media docena de expertos del autor de «Platero y yo«.

«Arte menor«, datado en 1909, se sitúa en el ámbito inicial de la obra poética del autor, en el que destacaba el lirismo popular en el que quedaban seducciones románticas y cierto modernismo. Uno de los aspectos que resultan más llamativos es que el poeta afirmó que «escribir poesía es aprender a llegar a no escribirla» lo que puede resultar paradójico dada la gran extensión de su obra.

Juan Ramón Jiménez

Entre la canción de cuño tradicional y la interiorización de la naturaleza, «Arte menor» se integra en una de las fases que afectarán a las bases de la Generación del 27, entre ellos, Lorca y Alberti.

Lo que más abunda en su poética son las composiciones de aire popular que a lo mejor el autor hubiera preferido no haber publicado, debido a que no los publicó en su momento. El Nobel de Literatura fue elaborando las canciones de esta obra a su regreso de Moguer, en torno a 1905, después de haber superado en parte la hiperestesia que padecía tras su paso por los sanatorios de Burdeos y Madrid.

La estructura de la presente versión de «Arte menor« mantiene la estructura en la que lo dividió el propio Juan Ramón, así consta de cinco partes:

  1. Cancioncillas
  2. El jardinero sentimental
  3. Quinta cuerda
  4. Música en la sombra
  5. Los rincones plácidos

Por otra parte, destaca también que esta obra está dedicada «a la memoria permanente de don Luis de Góngora y Argote, único ético estético de nuestro pasado, señor y dueño de las Piérides« pues los poemas de Góngora eran vituperados en esa época. De esta forma, se adelantó a las acciones de los poetas del 27 para rehabilitar el nombre del autor de las Soledades.

La publicación de este volumen corrobora lo consabido de Juan Ramón que es su dedicación, su incesante trabajo creador que ha hecho posible que, todavía hoy, se sigan sumando aportaciones al registro de poemas que van de «Rimas« (1902) a «Espacio« (1954) pasando por «Ninfeas y Almas de violeta» (1900).

Imagen: Miguel Ángel fotógrafo en Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...