¿Se puede decir que el castellano es un idioma sexista?

Se puede decir que el castellano ha tomado un nuevo giro el cual se ha ligado a la parte sexista

El idioma castellano es un idioma sexista segun los ultimos datos

La literatura y los discursos suelen ser un reflejo de cómo interactúan las personas pero también evidencia el idioma, la cultura y las costumbres. De hecho recientemente, algunas escritoras experimentadas de España y Latinoamérica, revelaron cómo es que en las ferias de libros  que se llevan a cabo cada cierto tiempo, en diversos lugares del mundo, suelen hallarse un cúmulo de tesoros orales y escritos que revelan que a pesar de manejar un mismo idioma, hay diferencias y similitudes, entre estas una tendencia sexista común en los países que tienen como lengua oficial el español.

Género e idioma

Desde la infancia aprendemos que el español maneja el género masculino y el género femenino, aunque otros idiomas son neutrales en su uso, como por ejemplo: el turco, el finlandés y el persa. Si bien cada idioma tiene sus propias particularidades, la gramática es solo la forma de comunicar, pero el tipo y el estilo del mensaje pueden llevar impresa cierta cantidad de racismo inyectada por los mismos seres humanos, según explicó la doctora en Filología por la Universidad Autónoma de México, Concepción Company.

Actualmente, con la tendencia feminista que se ha apoderado del mundo, han emergido una serie de declaraciones a través de charlas, debates y ponencias. Company, afirma que un error muy común es definir las colecciones de libros como “clásicos”, cuando también debería emplearse el término “clásicas”, pues al emplear ambos vocablos se evidencia la forma binaria y correcta del idioma castellano, sin generalizarlo empleando únicamente el género masculino.

Lenguaje incluyente

Rosa Montero, escritora española, describe el idioma y el uso de ciertos términos como un aspecto más bien social que la mayoría de personas emplean para interactuar, más que por expresarse correctamente. Incluso realza el rol que suele jugar la ideología y la cultura en la elección de ciertas palabras, como por ejemplo “señorita” que busca diferenciar a las mujeres por su estado civil.

“La lengua es como la piel del cuerpo  social que refleja el movimiento de ese cuerpo. Por eso, si la sociedad es machista, la lengua es machista. Pero intentar cambiar ese organismo vivo por decreto casi nunca da buenos resultados”, afirma Montero.

De hecho, algunos gobiernos latinoamericanos, decidieron emplear un “lenguaje incluyente” en el que se diferencian ambos géneros, como es el caso de la Constitución de Venezuela que pasó de 100 páginas a 600 para incluir distinciones como: ministros o ministras, magistrados o magistradas, entre otras.

Se pronuncia la RAE

Recientemente, la Real Academia Español (RAE) dio a conocer su decisión, tras numerosas campañas y solicitudes de comunidades feministas, que se incluyera en su terminología la palabra “sexo débil” para explicar el uso inadecuado, discriminatorio o despectivo”. De este modo en el idioma las relaciones de poder perderían su fuerza social y estarían orientadas a la igualdad de género.

Brenda Lozano, escritora mexicana, asegura que “la misoginia no está en el idioma, es nuestro uso del lenguaje el que refleja nuestra postura con respecto al problema de la igualdad de género”.

Hasta la fecha, sólo 6 mujeres integran la Real Academia Española y sólo 4 escritoras han sido galardonadoras con el premio Cervantes, que ya suma 41 ediciones. Lo que evidencia que el rol de la mujer dentro de la gramática española ha sido dejado de lado, de hecho históricamente, en el siglo XVIII las mujeres no podían salir de casa, por lo que aquellas de alta sociedad, pagaban por clases en salones privados.

Las mujeres escritoras en el mundo

Con el tiempo se han abierto numerosos espacios tanto en la literatura como en las academias para mujeres escritoras, que exaltan en sus trabajos el idioma castellano y conforman un frente común ante una sociedad que aún defiende una visión machista muy arraigada.

Al respecto, la escritora mexicana Claudina Domingo apunta que “el cuestionamiento del sexismo en la lengua española es algo que debe ser atendido y discutido. Porque lo que  hablamos es el resultado de épocas en las cuales se impuso una visión patriarcal de la sociedad”.

Con toda esta onda masculina en la sociedad, Wendy Guerra, otra escritora oriunda de Cuba, también se ha sumado a opinar sobre el tema. “Puedes decir: compañeros y compañeras, niños y niñas, pioneras y pioneros, para ser políticamente correctos y luego no referirte nunca más a las mujeres y ensamblar ejemplos, nombres, conceptos destinados o referidos únicamente al universo masculino. Esa ha sido la banda sonora de mi vida. El discurso aparentemente igualitario pero blindado de machismo”.

Si bien las mujeres intelectuales han llegado a numerosos puestos importantes en el mundo, aún existen muchas sociedades no se han abierto a sus propuestas. Esto ha permitido ver que más allá de las barreras del idioma, es la sociedad misma quien otorga e impone las tendencias por encima de las formalidades del lenguaje, que finalmente son solo formas que deberían cambiar con el ser humano y sus invenciones.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...