Siegfried Lenz, Alemania después del Nazismo

Fundador del “Grupo 47″ con Gunter Grass y Heinrich Böll, entre otros, murió el pasado lunes a los 88 años.

Libro El barco faro

El pasado martes día 7 informaba la editorial ‘Hoffman und Campe’ de la muerte del escritor Siegfried Lenz, considerado, junto a Günter Grass, Martin Walser y Heinrich Böll, el gran novelista alemán de la etapa posterior a la Segunda Guerra Mundial. Junto a ellos, formó el llamado “Grupo 47″, cuyo objetivo era revitalizar las letras germanas tras la brutal sacudida que supuso aquel conflicto bélico, al tiempo que reflexionaban en sus obras acerca de la crisis de conciencia que sufrió la sociedad de su país tras el Nazismo y la contienda.

Nacido en la prusiana villa de Lyck (hoy perteneciente a Polonia) en 1926, su padre abandonó a la familia y ello marcaría su vida. Durante la guerra, sirvió en la Marina, de la cual desertó y fue capturado por los ingleses. Tras pasar por un campo de prisioneros, se instaló en Hamburgo para dedicarse al periodismo y la escritura.

En ésta se dio a conocer con ‘¡Qué bello era Suleyken!’, un libro de relatos ambientados en su tierra natal al que siguieron obras como ‘Conversación urbana’, ‘Campo de maniobras’, ‘El excursionista’ o ‘La pérdida’. Pero la novela que le granjeó mayor reconocimiento fue ‘Lección de alemán’, publicada en 1968 y que nos lleva a un pequeño pueblo germano durante la Segunda Guerra Mundial para mostrarnos el conflicto entre el deber y la conciencia a través de los ojos de un adolescente. Convertido en súper ventas, ha sido libro de lectura obligatoria en los colegios de su país muchos años.

También cultivó Lenz el teatro, con dramas como ‘El rostro’ y comedias entre las que destaca ‘El inspector Toldi’. Pero la crítica valora más sus narraciones breves que sus novelas. Precisamente en castellano contamos con una edición reciente del volumen de relatos ‘El barco faro’ publicado por Impedimenta. El que da título al libro compendia todas las cualidades de la novelística de Lenz: un fuerte componente psicológico que indaga en el conflicto entre el Bien y el Mal, el deber y las deudas del pasado. Todo ello envuelto en historias poéticas pero contadas con un estilo realista.

En los años sesenta y setenta del pasado siglo se mostró ferviente partidario de la reconciliación de Alemania con Israel y Polonia al tiempo que abiertamente crítico con las dictaduras de la órbita soviética. Fue, en suma, Lenz un intelectual comprometido que obtuvo, entre otros, el valioso Premio Goethe, si bien -a diferencia de sus colegas Grass y Böll- no recibió el Nobel de Literatura. Descanse en paz.

Vía: ‘El Cultural’.

Foto: Impedimenta.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...