Vargas Llosa vuelve al teatro con ‘El loco de los balcones’

El protagonista de la obra, inspirado por un maestro del autor, emprende una quijotesca cruzada para salvar los miradores de las casa coloniales de Lima.

Mario Vargas Llosa en rueda de prensa

Desde que se publicó la magna obra de Miguel de Cervantes y por semejanza, llamamos “quijotismo” a la actitud de aquellos que defienden causas nobles pero, seguramente, perdidas. Y no otra cosa es lo que hace Aldo Brunelli, el protagonista de ‘El loco de los balcones’, la obra con que Mario Vargas Llosa (Arequipa, 1936) vuelve al teatro.

Concretamente lo hace al Español de Madrid con interpretación del actor José Sacristán y es la tercera pieza del Nobel peruano que se representa en este coliseo, tras ‘La Chunga’ y ‘Kathie y el hipopótamo’.

La pasión por el género dramático ha acompañado a Vargas Llosa toda su vida. Buena prueba de ello es que, pese a su éxito como novelista, siempre lo ha cultivado: ‘La huida del inca’, su primera pieza teatral, es del año 1952 y ‘Las mil noches y una noche’, última que ha escrito, de 2009.

El loco de los balcones tiene como protagonista -decíamos- a Aldo Brunelli, un hombre que, en la Lima de los años cincuenta del pasado siglo, emprendió una verdadera cruzada contra el derribo de los bellos miradores que tenían las casas del barrio colonial de la ciudad. Un desafío quijotesco que estaba destinado a perder.

Según el propio Vargas, Brunelli está inspirado en un viejo profesor que tuvo cuando era estudiante y que se llamaba Bruno Roselli. Al parecer este hombre extravagante era un encendido defensor de los citados balcones, en los cuales veía la fusión de las culturas colonial e indígena, y, en efecto, comenzó una campaña de charlas para impedir su demolición. La obra, que cuenta con la dirección de Gustavo Tambascio, permanecerá en el Teatro Español hasta el próximo 19 de octubre.

Vía: ‘El País’.

Foto: Miguel Ángel.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...