‘Ataúd cerrado’, un nuevo caso de Hércules Poirot

Tras ‘Los crímenes del monograma’, donde recuperó al detective belga, Sophie Hannan nos ofrece otra aventura del personaje creado por Ágatha Christie.

ataud

Los grandes personajes literarios sobreviven a sus creadores. De hecho, algunos cobran más importancia tras la muerte de aquellos porque nuevas generaciones encuentran en sus andanzas cualidades que no se habían visto en su tiempo. Es algo que le ocurrió incluso al Quijote de Cervantes o al don Juan de Tirso de Molina y José Zorrilla, por citar sólo a dos grandes arquetipos de las Letras Universales. Y, si tales personajes no conservan el vigor de antaño, se recuperan con nuevas aventuras.

Esto último han hecho con el Hércules Poirot de Ágatha Christie, cuyas novelas seguían leyéndose pero había perdido popularidad. Y, dado su potencial, un avispado editor decidió publicar nuevos casos del famoso detective. Para hacerlo y de acuerdo con los herederos de «la Gran Dama del Crimen», escogieron a Sophie Hannah (Manchester, 1971).

Poetisa en sus inicios con cinco libros publicados, Hannah se consagró después a la narrativa policíaca de tintes psicológicos. Para ella creó a la pareja formada por el inspector Simón Waterhouse y la sargento Charlie Zailer, quienes desarrollan su trabajo en la ficticia ciudad de Spilling. Su debut se produjo en ‘No es mi hija’, donde tenían que resolver un extraño caso de bebé cambiado, y tras ésta, vinieron ‘Matar de amor’, La mala madre’ y ‘Confesión de un asesino’, entre otras novelas. Sin duda, el éxito que Hannah obtuvo con esta pareja llamó la atención de quienes gestionan el legado de Ágatha Christie y decidieron ofrecerle continuar las andanzas de Poirot.

Así, recuperaron al sagaz y relamido detective belga en ‘Los crímenes del monograma’, en la que se enfrentaba a un inteligente asesino, y ahora llega a las librerías ‘Ataúd cerrado’, donde hallamos a Poirot en Irlanda, concretamente en la casa de campo de Lady Playford, una famosa autora de novelas policíacas para niños. Junto a él y además de la familia de la anfitriona, hay otros invitados como los abogados Rolfe y Gathercole, una enfermera y el detective Edward Catchpool.

Ninguno sabe el motivo de la reunión pero Lady Playford desvela pronto el misterio: anuncia que se está muriendo y ha cambiado su testamento: ahora se lo dejará todo a su secretario personal y no a sus hijos. En plena conmoción, uno de los invitados aparece muerto. Como puede apreciarse en el argumento, Hannah ha recurrido para esta novela a un recurso muy habitual en la narrativa policíaca y especialmente grato a Ágatha Christie: el del asesinato cometido en una casa donde hay varios personajes, todos lo cuales (salvo, lógicamente, la víctima) resultan sospechosos. Por lo demás, ‘Ataúd cerrado’ es una novela interesante, si bien a nuestro juicio, no llega a la altura de las de «la Gran Dama del Crimen».

Vía: Web oficial de la autora.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 1,00 de 5)
1 5 1
Loading ... Loading ...