‘Aura’, de Carlos Fuentes

‘Aura’, de Carlos Fuentes es una novela sobre dominación de la voluntad del hombre mediante la brujería y sus conjuros. El tema del doble está geminado en Consuelo con Aura y el general Llorente con el historiador Felipe Montero.

Carlos Fuentes (Panamá, 1928) escritor de nacionalidad mexicana, exponente del boom latinoamericano, demuestra toda su habilidad narrativa en su novela corta ‘Aura’ (1962) que trata del tema de la brujería y del doble de dos de sus protagonistas. En esta novela, la vieja Consuelo es una bruja de 109 años de edad que se duplica en la joven y bella Aura, la que presenta como su sobrina. El narrador en segunda persona, Felipe Montero descubre que el está duplicado en el pasado en la foto del esposo de Consuelo.

Consuelo se casó a los 15 años con el general Llorente y enviudó a los 49, como no tuvo hijos tuvo terror a envejecer, lo que la movió a dedicarse a la brujería para atraer la imagen de su juventud perdida. Mientras Montero trabaja para Consuelo recopilando las memorias de su marido, nota que ambas mujeres se dedican a la brujería y que en pocos días Aura pasa de un aspecto de 20 a 40 años cuando se acuesta con él y finalmente se vuelve la vieja Consuelo desnuda en su cama, que ofrece recuperar su forma joven.


¿Hechizo, regeneración o ilusión?

"Novela Aura"

"Novela Aura"

Lo cierto en la ficción del relato es que Consuelo se duplica en Aura, exactamente cuando ella era joven, las fotos de juventud halladas en las memorias del coronel la representan de la misma manera con el nombre verdadero atrás. Aura degüella a un  macho cabrío en un ritual diabólico para obtener la juventud con su sangre, mientras la vieja Consuelo realiza los mismos ademanes de despellejar y cortar al animal. Lo que se puede tomar a duda es la proyección del cuerpo, si es ilusión o si se ha regenerado.

Por brujería podría retomar la juventud refrescando los tejidos cansados en más de un siglo de vida, pero también puede ser una ilusión o una hipnosis en la mente de Montero que hace ver joven a la vieja mientras ella intenta seducirlo con su apariencia de Aura. Por otro lado Montero está tan metido en las memorias del general, que puede sugestionarse facilitando el maleficio sobre él. Si en un momento existen dos agentes de brujería, ambas uniendo fuerzas pueden mantener el dominio sobre el historiador.

El hechizo se toma como un efecto más duradero que la ilusión, la que puede verse como algo inmediato ante los sentidos del espectador, podría ser un ejemplo los trucos de magia de un prestidigitador que ocurren en fracciones de segundo y a veces ni las cámaras detectan la secuencia de disposición de los movimientos. Como hechizo se asume el efecto de regeneración de las células del cuerpo por un periodo de tiempo que corresponde a la estadía de Felipe Montero en la casa de Consuelo Llorente.

La brujería se desgasta con la satisfacción del Eros
Con cada vez que Aura se acuesta con Felipe Montero, reencarnación de su marido cuando fue la Consuelo joven, el efecto de la brujería y del pacto satánico va perdiendo poder. Aura tiene mayor presencia juvenil al aparecer por primera vez frente a Montero, luego irá degradando su juventud en cuestión de días, cuando Montero ya le ha jurado amor eterno en una especie de comunión diabólica. En el momento de la cópula con Aura de 40 años, Montero ve a la vieja riendo al pie de la cama, segura de su hechizo.

Parmenides

Parmenides

El Eros desgasta la fuerza de la brujería porque el amor es de naturaleza contraria al mal, aún en formas torturadas y retorcidas se sale del fin de la maldad plena, el engaño de Aura o Consuelo se debilita ante un acto de entrega que contradice su esencia. Hay contradicción entre la personalidad de Aura que quiere seducir y gozar de su sexualidad con la vieja caduca Consuelo que quiere engañar y que niega todo lo que Aura relata al historiador Montero, como la ubicación de los jardines y la presencia de gatos en casa.

Sin embargo a pesar del choque de maldad con Eros hay un punto de corrupción propio del mismo mal, su naturaleza tiende a la degradación, está en el no ser de Parménides, y por otro lado, lo que el mal emana no es perfecto. El amor en situaciones de magia negra está presentado como aberración, como defecto y vicio de la forma verdadera que debería tener. Montero actúa entre el bien y el mal, hasta que su voluntad se vence cuando Consuelo lo posee a él por la cópula, en vez de que el posea a Aura.

Los dobles en presente y pasado
Todo en la casa de Consuelo es extrañeza y malignidad, matan gatos en la hoguera, degüellan cabras, ambas proyecciones de la mujer Consuelo y Aura mienten sobre su origen. Montero tiene un doble por descubrir hacia atrás en el pasado mientras Consuelo maneja el suyo en el presente como una duplicación de su yo. Quitándole la barba al general Llorente en sus fotos de juventud. Montero se ve reflejado en él. Los dobles representan el tránsito y la comunicación en vida entre la juventud y senectud.

Consuelo en Aura ha descifrado el secreto de la inmortalidad, a pesar que su cuerpo se consume en decrepitud le queda el recurso de reunir fuerzas por medio de la brujería, los sacrificios de animales y sus pócimas para rejuvenecer temporalmente. Consuelo esta obsesionada con el recuerdo de su marido, al extremo que lo recupera joven en el historiador Montero. El cuento supone la reencarnación de Llorente en Montero, aunque este último tarde en descubrirla, lo que se repite en los pares símiles es la atracción.

Así como Llorente se enamoró de la joven Consuelo, Montero se enamora de su doble Aura, en una geminación de roles con un salto en el tiempo de décadas. La inmortalidad en la tierra es un secreto arcano que va en la literatura siendo recogido desde el elíxir de la eterna juventud hasta la brujería con sus rituales y conjuros. Consuelo Aura es una mujer que quiere retener al hombre a como de lugar, para este fin justifica los maleficios que transgreden el libre albedrío de su pareja.

Conclusión
Los dobles en los personajes del relato tienen dos categorías, tangibles en el caso de Consuelo y Aura por la diferencia de edades pero en el mismo espacio y tiempo del relato, e intangibles en el caso de Llorente, muerto hace décadas con Montero, semejantes físicamente con la intención de velar la reencarnación o mostrar la posesión diabólica de la víctima escogida por Consuelo.

Lectura de la novela | ‘Aura’, de Carlos Fuentes en Mediafire

Imágenes:

Carlos Fuentes en Wikimedia

Novela Aura en Donatina-libreria

Parmenides: BjörnF en Wikipedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...