‘Avenida de la Luz’, de María Zaragoza

Una novela que conjuga lo terrorífico con escenarios reales y con el fenómeno social de la exploración urbana.

avenida de la luz

En todas las grandes urbes hay lugares que serían un escenario magnífico para una película o una novela de terror. Acostumbran a ser edificios o calles inauguradas en su momento con toda pompa y boato pero que, por diversas circunstancias, han quedado abandonados y relegados al olvido. Y, si además encierran algún suceso trágico o alguna leyenda, más aún. Uno de estos sitios es la barcelonesa Avenida de la Luz, que ha inspirado el relato del mismo título a María Zaragoza Hidalgo (Madrid, Ciudad Real, 1982).

Si bien recibió este nombre, no se trata de una calle sino de una galería comercial subterránea -la primera que existió en Europa- situada bajo la Plaza de Cataluña y que se inauguró en 1940. Llegó a tener numerosos comercios, incluso un cine y una oficina de apuestas. Pero su brillo fue declinando y en los años setenta quedó prácticamente vacía.

Por su parte, María Zaragoza es una escritora inquieta que ha cultivado diversos géneros y ha colaborado con artistas plásticos en distintas actividades culturales. Se dio a conocer literariamente con el volumen de cuentos titulado ‘Ensayos sobre un personaje incompleto’ al que seguirían novelas como ‘Tiempos gemelos’ y ‘Los alemanes se vuelan la cabeza por amor’ así como ‘Realidades de humo’, otro libro de relatos breves. También ha escrito el cómic ‘Cuna de cuervos’, dibujado por Didac Pla, y la novela policíaca ‘Dicen que estás muerta’, de original planteamiento pues, más que centrarse en la búsqueda del asesino, lo hace en la personalidad de la víctima.

En cuanto a ‘Avenida de la Luz’, que acaba de publicar la editorial Minotauro, es un relato de terror que toma como escenario ese lugar abandonado de la ciudad de Barcelona. El protagonista de la obra es Pere, cuyo abuelo desapareció misteriosamente en 1955. Trabajaba en aquella galería subterránea y un día no regresó. Sorprendentemente, sí lo hace diez años después. Vuelve a casa vestido con el mismo atuendo que llevaba entonces y dando una explicación poco creíble.

Intentando arrojar luz al misterio, Pere contacta con Will, un estudiante que ocupa sus ratos libres en la exploración urbana, es decir, en esa afición tan vigente de visitar lugares abandonados o misteriosos de las ciudades. En suma, se trata de una novela de misterio con elementos terroríficos y mucho suspense. Uno de sus mayores aciertos es, sin duda, conjugar lo fantástico con un escenario real que posee una cierta aureola mítica.

Vía: Web oficial de la escritora.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...