‘Bajo el yugo’, de Iván Vazov

Un canto a los héroes de la independencia de Bulgaria creado por el escritor nacional por excelencia de aquel país del este europeo.

Teatro Nacional Ivan Vazov

No puede decirse que la literatura de Bulgaria sea muy conocida en el oeste de Europa. Ello se debe, en buena medida, a la propia historia del país, primero bajo la dominación del Imperio Turco y más tarde sometido a la férrea y larga mano de la Unión Soviética. Y también ha contribuido el hecho de que se trata de una nación pequeña (apenas siete millones de habitantes) y escasamente desarrollada en sus relaciones exteriores, aunque entrara en la Unión Europea en 2007.

Sin embargo, cuenta con una figura literaria cuya obra más importante ha sido traducida a más de treinta idiomas. Se trata de Iván Vazov (Sopot, 1850-1921) y la novela ‘Bajo el yugo’, ambientada precisamente en la época de la lucha por la independencia de Bulgaria.

En efecto, entre sus compatriotas, Vazov es el escritor nacional por excelencia. Para hacernos una idea, le otorgan una importancia equivalente a la que, por ejemplo, le dan en Nicaragua a Rubén Darío o en Perú a César Vallejo. Activista revolucionario en favor de la liberación de Bulgaria, sufrió exilio, primero en Rumanía tras el fracaso del levantamiento de 1876 contra los turcos y, más tarde, en la ciudad ucraniana de Odesa. A su regreso, era una figura respetada y ocupó el cargo de Ministro de Instrucción Pública. Como escritor, se dio a conocer con ‘Tristezas búlgaras’ y ‘Épica de los olvidados’. Pero sería la publicación de ‘Bajo el yugo’ la que le daría fama entre sus compatriotas.

Ambientada, como decíamos, en los momentos previos y de desarrollo de la sublevación de abril de 1876 contra los turcos, su protagonista es Iván Kralicha, un revolucionario que, fugado de prisión, se establece en una pequeña ciudad haciéndose pasar por maestro de escuela. Allí entra en contacto con otros patriotas búlgaros junto a los que prepara el levantamiento. También conoce a Rada Gospoyina, una joven de la que se enamora. Tras numerosas peripecias, contemplará el fracaso de la revolución.

La novela rebosa patriotismo pero también es un extraordinario mosaico de la sociedad búlgara de la época en la que no faltan, por supuesto, los revolucionarios, pero tampoco los colaboracionistas, los campesinos, el clero e incluso las gentes sencillas que temen participar en la lucha. Quizá su mayor defecto sea el tono adoctrinador utilizado. Claro que ello debe achacarse, más que a falta de talento literario, a la intención de Vazov: exaltar la identidad de una nación que acaba de lograr su independencia.

Fuente: City Planet.

Foto: Jerzy Kociatkiewicz.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...