‘El profesor inútil’, la prosa lírica de Benjamín Jarnés

Un relato en el que el argumento, las conquistas de un don Juan provinciano, es mera excusa para desarrollar la extraordinaria prosa de Jarnés, plena de lirismo y calidad estética.

Río Ebro
A principios del siglo XX, en sus lúcidos ensayos ‘La deshumanización del arte’ e ‘Ideas sobre la novela’, defendía José Ortega y Gasset dos tesis fundamentales: la creación artística debía ser «pura», es decir, que en ella tenían que prevalecer las calidades formales, y, en cuanto a la narrativa, la desaparición del argumento en beneficio de otros aspectos más intelectuales y de estilo.

Y estas ideas se cumplen fielmente en la obra de Benjamín Jarnés (Codo, Zaragoza, 1888-1949), junto a Gabriel Miró y Ramón Pérez de Ayala, el novelista más destacado de aquella época que se ha bautizado como Novecentismo y hoy, por desgracia, un tanto olvidado por el mundo literario.

Tras estudiar en distintos seminarios y alcanzar el título de maestro, Jarnés se inclinó por la carrera militar en la que llegó al grado de capitán. Pero su auténtica vocación fue siempre la Literatura, en la que comenzó realizando colaboraciones periodísticas y, después de su traslado a Madrid, como crítico de la ‘Revista de Occidente’, fundada por el propio Ortega y Gasset. Además de en ésta, colaboró en otras importantes publicaciones de la época como la malagueña ‘Litoral’, dirigida por Emilio Prados y Manuel Altolaguirre, o ‘La Gaceta Literaria’ de Ernesto Giménez Caballero. Tras la Guerra Civil, se exilió a México, de donde regresaría en 1949, año en que murió.

Su dedicación a la narrativa fue tardía. Si es que pueden considerarse novelas sus escritos próximos al género, porque en ellas –siguiendo las tesis en boga- apenas ocurre nada, la trama es mera excusa para desarrollar su prosa lírica. Así ocurre en ‘El profesor inútil’, la primera que escribió y publicada en 1926. Recibida por la crítica como ejemplo de la nueva narrativa, tan sólo posee un tenue hilo argumental: el profesor que le da título nos cuenta las sensaciones que experimenta al seducir a diferentes mujeres así como las reflexiones que ello le sugiere. Porque cada una de ellas, invirtiendo los papeles, le da una provechosa lección acerca de la vida.

Es, por tanto, un relato de fuerte contenido intelectual en el que la trama es un simple instrumento para dar rienda suelta a la prosa lírica y bella de Jarnés. Idénticos rasgos hallamos en sus siguientes novelas: ‘Locura y muerte de nadie’, quizá su obra maestra, ‘El convidado de papel’, ‘Paula y Paulita’, ‘La novia del viento’ o ‘Tántalo’. Quién se acerque a ellas, no debe buscar aventuras sino disfrutar con una exquisita belleza del estilo.

Fuente: Isla Bahía.

Foto: Manel Zaera.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...