Del amor y otros demonios de Gabriel García Márquez

Del amor y otros demonios de Gabriel García Márquez es un brillante ejemplo del realismo mágico, del que el escritor colombiano es buen representante. Aunque no sea una de las obras cumbres del autor, premio Nobel de Literatura, Del amor y otros demonios es una buena novela, que se realizó tomando como partida una investigación periodística. A partir de los recuerdos de juventud de García Márquez, se confecciona un curiosa historia a medio camino entre el relato mitológico y el relato periodístico.

Gabriel García Márquez

Aunque no sea la novela más conocida de Gabriel García Márquez (Colombia, 1927), autor de obras tan emblemáticas de la literatura hispanoamericana como Cien años de soledad, Crónica de una muerte anunciadaEl coronel no tiene quien le escriba o El amor en tiempos del cólera, Del amor y otros demonios es uno de sus textos más amenos de su extensa producción.

El libro comienza con una introducción firmada por el propio autor que relata cómo inició su escritura. En ella, García Márquez recuerda cómo durante sus años como periodista se topó con la noticia del derribo del antiguo convento de Santa Clara en Cartagena de Indias. En consecuencia, tenían que vaciar las criptas del templo. Entre ellas encontraron los restos de una niña, del siglo XVIII, entre los que cabría destacar su nombre, Sierva María de Todos los Ángeles, y su larga cabellera, que medía más de veintidós metros de largo. Este hallazgo le recordó al escritor una leyenda sobre “una marquesita de doce años cuya cabellera le arrastraba como una cola de novia, que había muerto del mal de rabia por el mordisco de un perro, y era venerada en los pueblos del Caribe por sus muchos milagros”. Así culmina la introducción el escritor colombiano para sumergir a los lectores en una profunda reflexión sobre el origen de la leyenda.


La muerte de una aristócrata en el siglo XVIII sirve al autor como pretexto para realizar una descripción de la sociedad colombiana del momento. Fuertemente marcada por el poder de la Iglesia, de naturaleza intolerante, la sociedad colonial en América se encuentra claramente supeditada a la autoridad evangélica. En este sentido, hemos de destacar la actitud del padre de la niña, el marqués de Casalduero y Dueñas y los clérigos que la rodean, ante la recuperación de ésta tras ser mordido por un perro rabioso. No piensan en la salud de la niña, sino en que está poseída por un demonio. El caso se agrava aún más cuando la niña y el cura que la trata de exorcizar se enamoran. En consecuencia, Sierva María de Todos los Ángeles sufre todo tipo de torturas hasta la muerte. Otro signo más del control moral que la Iglesia ejercía sobre las personas en la América colonial.

Del amor y otros demonios, calificada por algunos críticos como “atrevida y cautivadora”, es una de las últimas obras de este premio Nobel de Literatura. Sin duda, un buen ejemplo del realismo mágico literario del que García Márquez es representante.

Foto: Festival Internacional de Cine en Guadalajara en Wikimedia

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...