‘Dos años, ocho meses y veintiocho noches’, una fábula de Salman Rushdie

Combinando lo real con la más singular fantasía, el escritor indio satiriza la actualidad de forma muy reconocible.

salman

A lo largo de la Historia de la Literatura, ha habido escritores con trayectorias de lo más peculiares. Hay casos como el de Miguel de Cervantes, que quiso ser poeta pero creó la más grande novela que vieron los tiempos; otros, como J. D. Salinger o John Kennedy Toole, tan sólo publicaron una narración extensa pero con ella se encumbraron al Olimpo de las Letras, y unos terceros, como Arthur Rimbaud, han pasado a la posteridad por magníficos poetas a pesar de que escribieron toda su producción antes de los 19 años.

Pero, si de carreras literarias singulares hablamos, el indio Salman Rushdie (Bombay, 1947) se lleva la palma. Porque su trayectoria está marcada a fuego por un libro: ‘Los versos satánicos’, debido al cual fue condenado a muerte en una “fatwa” emitida por el ayatolá Jomeini y, desde entonces, ha tenido que vivir rodeado de guardaespaldas.

Una experiencia así cambia la vida y, por supuesto, las inquietudes literarias de cualquiera. Por eso, se puede concluir que ha tenido influencia en todas sus obras posteriores en general y en su última novela, ‘Dos años, ocho meses y veintiocho noches’, en particular. Podría hablarse, por tanto, de un antes y un después en la carrera del escritor indio. A ese “antes” pertenecen títulos como ‘Hijos de la medianoche’, una gran novela que le proporcionó el Premio Booker, y ‘Vergüenza’. Ya con posterioridad aparecerían ‘El último suspiro del moro’ o ‘Furia’. No obstante, hay un rasgo fundamental que recorre toda la obra de Rushdie: una combinación de realidad y fantasía que trae a la memoria el realismo mágico hispanoamericano.

Esta característica es muy visible en ‘Dos años, ocho meses y veintiocho noches’ ya desde el mismo título pues la cifra que lo conforma equivale a mil y una noches como el famosísimo libro oriental. Y, al igual que en éste, bien es cierto que con forma de novela, hay muchas historias en la última creación del autor indio. Para empezar, nos hallamos en la Al-Andalus del siglo XII para asistir a la caída en desgracia de Averroes. Pero después nos adelantamos hasta un futuro cercano a nosotros en el cual la magia parece haberse enseñoreado de todo para conocer las andanzas de una serie de personajes a cual más curioso: un bebé que detecta a los corruptos provocándoles erupciones en la piel, un jardinero que levita o un historietista capaz de mutar en súper héroe.

Todos ellos son descendientes de los “jinns”, una suerte de genios al más puro estilo oriental, y no faltan en la novela terroristas e incluso cameos de figuras históricas como Newton o la madre Teresa de Calcuta. En definitiva, todo un universo fantástico nacido de la poderosa imaginación de Rushdie pero que recuerda, justamente, al de las ‘Mil y una noches’ y que debe leerse como obra simbólica que satiriza el mundo actual.

Vía: ‘ABC’.

Foto: ‘Seix Barral’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...