Edith Nesbit, la autora que inspiró a C. S. Lewis y J. K. Rowling

Se publica, por vez primera en castellano, ‘El castillo encantado’, uno de los mejores relatos de la gran escritora británica.

castillo

Decía el escritor británico Clive Staples Lewis que sus ‘Crónicas de Narnia’ nunca hubieran nacido si no hubiera leído sus obras; J. K. Rowling, cradora a su vez de la saga ‘Harry Potter’, señala que es una de las autoras que más la han influido en su carrera, y Pamela Lyndon Travers, responsable de la historia de la niñera mágica Mary Poppins, también se reconoció en deuda con ella.

Todos ellos hablaban de una compatriota suya poco conocida en nuestro país pero que tuvo gran popularidad en Gran Bretaña por sus libros infantiles: Edith Nesbit (Londres, 1858-1924), cuyo relato ‘El castillo encantado’ acaba de ser traducido al español y publicado por la Editorial El Paseo, un sello joven que ha empezado muy bien.

Fue, además, Nesbit una mujer adelantada a su tiempo, ya que estuvo entre los fundadores de la Sociedad Fabiana, embrión del actual Partido Laborista británico, junto a colegas como Herbert George Wells y George Bernard Shaw. En cuanto a lo literario, la inglesa escribió poesía, obras de teatro e historias de terror. Pero -como decíamos- donde realmente se mostró como una maestra fue en la narrativa infantil, a la cual supo dar un estilo más moderno. Entre sus títulos más importantes destacan ‘El Fénix y la alfombra’, ‘Cinco niños y eso’, ‘Historia de un amuleto’ (éstas conforman una trilogía), ‘La casa del fin del mundo’ o ‘Los chicos del ferrocarril’.

Y, por supuesto, ‘El castillo encantado’, que hasta ahora nunca había sido publicado en castellano. Esta obra tiene como protagonistas a James, Gerald y Kathleen, tres hermanos que pasan las vacaciones en una finca del suroeste de Inglaterra. Durante uno de sus juegos de exploración se encuentran con un magnífico castillo de grandes torres y rodeado por arboledas e incluso un lago. Tal parece ser un lugar encantado y ello se confirma cuando encuentran a una muchacha que se asemeja a la tradicional princesa dormida de los cuentos. No sólo eso, sino que también hallan un anillo capaz de otorgar invisibilidad.

Los tres pequeños creen que todo es una broma provocada por esa misteriosa niña que acaban de conocer y que terminará por revelarles su auténtica identidad. En definitiva, se trata de un magnífico relato infantil lleno de imaginación y humor que combina lo real con lo mágico y que, además, viene acompañado por las ilustraciones creadas por el gran dibujante escocés Harold Robert Millar para la primera edición, aparecida en 1907.

Vía: ‘ABC’.

Foto: Editorial El Paseo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...