‘El amante japonés’, de Isabel Allende

El regreso de la escritora chilena a las librerías narra una historia de amor truncada por la Segunda Guerra Mundial.

amante japones

Hace apenas un año, la autora chilena nacida accidentalmente en Perú Isabel Allende (Lima, 1942) sorprendía a todos sus seguidores con la publicación de una novela policíaca, género muy alejado de lo que había escrito hasta entonces. Se titulaba ‘El juego de Ripper’ y tenía un atractivo argumento que combinaba asesinatos con un juego de rol. No obstante y sin ser un mal libro, a nuestro juicio, demostró que un buen narrador no vale para cultivar todos los géneros.

Porque la de Allende dista mucho de ser una novela negra. Apenas se incide en la trama criminal y la autora se extiende en descripciones de personajes e historias secundarias. Afortunadamente, la escritora chilena ha vuelto a lo que mejor sabe hacer con ‘El amante japonés’, que ha llegado a las librerías hace unas semanas.

Periodista y escritora, Allende saltó a la fama literaria en 1982 con su primer relato extenso, ‘La casa de los espíritus’, obra cercana al realismo mágico que narra la vida de la familia Trueba a lo largo de cuatro generaciones con la historia chilena como telón de fondo, cuyo papel en la novela es fundamental. Poco después de su publicación, fue llevada al cine con un reparto estelar en el que figuraban Glenn Close, Meryl Streep, Jeremy Irons y Antonio Banderas, entre otros. Tras ella, Allende publicaría títulos como ‘De amor y de sombra’, ‘Eva Luna’, ‘Afrodita’ o ‘Retrato en sepia’, todas las cuales -como la primera- se centran en historias sentimentales de encuentros y desencuentros regadas por la fecunda imaginación de la autora.

Todo ello está presente en ‘El amante japonés’, su nueva novela. Su protagonista es Alma Velasco, quien ya anciana empieza a ordenar sus recuerdos. Nacida en Varsovia, cuando estalló la Segunda Guerra Mundial, sus padres la mandaron con unos familiares a San Francisco. Allí entró en contacto con los Fukuda, de origen nipón. Así comenzó su historia de amor con Ichimei, que se vio cortada cuando los japoneses fueron enviados a campos de concentración al entrar en el conflicto Estados Unidos.

En este sentido, la obra toca, aunque sea tangencialmente, un tema poco recordado por la Historia: la existencia de esos lugares de reclusión en Norteamérica, donde fueron encarcelados miles de japoneses cuyo único delito era venir de un país que estaba en guerra con el “Tío Sam”. De cualquier modo, Isabel Allende nos vuelve a ofrecer un relato plagado de fuertes pasiones al más puro estilo de sus grandes novelas escrito con tono no menos intenso.

Vía: Web oficial de la escritora.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...