‘El atelier de los deseos’, de Agnes Martin-Lugand

La nueva obra de la autora francesa confirma las expectactivas generadas por ‘La gente feliz lee y toma café’.

atelier

Ya decía el Emperador Carlos I que el italiano era idioma para hablar con los embajadores, el alemán para hacerlo con los soldados y el francés para el romanticismo. Si le hacemos caso, debemos concluir que la lengua de Molière es la más apropiada para escribir novela sentimental. Sin embargo e históricamente, no ha sido un género excesivamente cultivado en Francia.

De hecho, sus orígenes se hallan en Gran Bretaña y han sido los anglosajones -tanto británicos como norteamericanos- quienes más se han destacado en él. Baste citar como ejemplos a Samuel Richardson, Jane Austen y Emily Brönte; las posteriores Bárbara Cartland o Georgette Heyer y las actuales Danielle Steel, Nora Roberts o Heather Graham.

Lógicamente, todo esto no quiere decir que la narrativa francesa carezca de autores románticos. De hecho, la última muestra de ello es Agnes Martin-Lugand (Saint-Malo, 1979), quien alternó la psicología clínica y la escritura durante años. Pero ninguna editorial aceptaba sus manuscritos. Decidió entonces auto-publicar uno de ellos a través de ‘Amazon’. Era el de ‘La gente feliz lee y toma café’ y tal fue su éxito que un sello tradicional lo lanzó en formato papel logrando repetir las magníficas cifras de lectores. Narraba la conmovedora historia de Diane, quien tras sufrir la pérdida de su marido e hija en un accidente, se refugiaba en Irlanda tratando de salir de la depresión.

Y ahora la editorial Alfaguara publica en España su segunda novela: ‘El atelier de los deseos’, también genuinamente romántica. En esta ocasión, la protagonista es Iris, una joven de provincias que sueña con dedicarse a la alta costura. Sin embargo, sus padres prefieren que encuentre un buen marido. En principio, sigue su consejo y se casa con un hombre al que ama pero que impide la consecución de sus sueños.

Finalmente, Iris decide viajar a París y consigue un puesto en el más prestigioso atelier debido a que Martha, su propietaria y toda una leyenda de la moda, aprecia su talento. Pero no será tan fácil como espera porque su jefa tiene un protegido, Gabriel, tan atractivo como problemático. La nueva obra de Agnes Martin-Lugand confirma las expectativas generadas por ‘La gente feliz lee y toma café’ pues cuenta con todos los ingredientes del género romántico: una historia conmovedora y muy humana, protagonistas bien trazados, sentimentalismo y ciertas dosis de suspense que enganchan al lector. Ahora que se celebra San Valentín, además resulta una novela muy apropiada.

Vía: ‘Estandarte’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...