El cuento de la criada, una novela que lo cambió todo

Esta novela fue sin duda una de las más importante, marco el rumbo en un cambio que incluyo todo a su alrededor

La novela que creo un antes y un despues en todo

La icónica y memorable obra de la escritora canadiense Margaret Atwood, “El cuento de la criada”, actualmente ha cobrado vigencia al ser adaptada a la pantalla chica, producción que hasta el momento ha reunido varios premios y reconocimientos. Conoce un poco más acerca de la historia original.

El argumento de “El cuento de la criada”

Un grupo de políticos teócratas, se valen del terrorismo islámico, para coartar los derechos de las mujeres y la libertad de prensa. La historia se ambienta en la Republica de Gilead, donde la joven Defred es obligada a procrear, siguiendo las crueles normas impuestas por una dictadura puritana.

El destino de Defred se basa principalmente en decidir si acepta procrear o en todo caso, esperar a que su cuerpo sea capaz de gestar. Las imposiciones del régimen cobran públicamente a las mujeres el hecho de no tener hijos, ya sea deportándolas a campos donde mueran a causa de residuos tóxicos o simplemente, atentar públicamente contra su vida.

El controlador y misógino gobierno, se inmiscuye hasta en los detalles íntimos de las mujeres, desde cómo se visten, qué comen, cómo se comportan; pero a pesar de ello, el despótico régimen no puede controlar los pensamientos y deseos de las personas.

La inspiración detrás del libro

“El cuento de la criada” se publicó por primera vez en el año 1985, luego que la autora comenzara a escribirlo en la primavera de 1984, llegando a compartir ciertos elementos en común con la historia de George Orwell titulada “1984”.

Atwood, puso de manfiesto en “El cuento de la criada” lo que significaron sus primeros años de vida que se vieron influidos por la Segunda Guerra Mundial y sus consecuencias. La autora ha confesado que en algunas oportunidades llegó a viajar a Alemania, donde conoció el Telón de acero, que era un muro que dividía las dos realidades de los alemanes, llegando a caminar por sus calles con la sensación de ser espiada y vigilada, e igualmente los silencios de sus habitantes.

La permanencia en un ambiente opresivo influyó bastante en el estilo de la autora al momento de crear “El cuento de la criada”.

El concepto

La novela de Atwood es su primera obra recreada en una ambiente ficticio y opresivo, que le hace sentir al lector que es real, ya que tuvo en cuenta los diversos regímenes dictatoriales del mundo.

De hecho, parte de su relato tiene detalles reales que son un fiel reflejo de la historia universal: derechos y libertades limitadas, masacres en honor a dioses, apropiación de todo lo que tenga valor, el maltrato a la mujer y las comunidades que hacen vida en la sociedad, la contaminación, la baja productividad y las apropiaciones por parte de las personas con poder.

Incluso, “El cuento de la criada” hace alusión a un golpe de estado y la instauración de un sistema religioso con base en el puritanismo, lo que da una idea a Estados Unidos en el siglo XVII. La protagonista de la historia, guía al lector por sus recuerdos y reflexiones, igualmente por los pensamientos y motivaciones de la sociedad; todos aspectos sirven para contextualizar, pero al final de la obra se comprenden mejor.

En la pantalla grande

“El cuento de la criada” logró ser un éxito en ventas, así que Atwood no dudó en vender los derechos de su novela para ser recreada en la gran pantalla. Tras diversidad de situaciones durante la producción en 1990, la cinta no tuvo el impacto esperado a pesar que incluso fue estelarizada por actores reconocidos para ese entonces. Parte de esta situación se debió a que el movimiento feminista no estaba tan acentuado en la sociedad.

Un segundo aire

En 2017, la televisión le dio una oportunidad y logró que, al contrario de la gran pantalla, fuera un hito. En cada episodio, por medio de narraciones reflexivas en off de la protagonista, se logra un ambiente íntimo que permite conocer tanto su vida, como la del resto de personajes.

Quizá el éxito se debe a que la sociedad actual, a diferencia de la hace dos décadas, apuesta más por el empoderamiento femenino, reivindicando el único referente cinematográfico del feminismo: Magnolias de Acero.       

Su influencia en el feminismo

El seriado de televisión ha exaltado el enfoque “feminista” de la historia, mostrando así diversas situaciones que constantemente atraviesan las mujeres del mundo. Atwood ha indicado que sus personajes femeninos representan a las mujeres reales con diversos comportamientos y personalidades, lo que da diversos matices a la historia y empodera a las mujeres.

Mas allá del carácter feminista, tanto el libro como las producciones audiovisuales que han derivado de ella, la historia es una advertencia fiel de como puede llegar a funcionar el absolutismo. Muestra como puede llegar a coartar las libertades de las personas e imponerles cánones de cómo desarrollarse como individuo y cómo comportarse en medio de la sociedad.

“El cuento de la criada” también llega a ser un retrato de la condición humana y hasta dónde puede llegar una persona con tal de sobrevivir y buscar la ansiada libertad que merece.              

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...