‘El dios del desierto’ de Wilbur Smith, aventuras en el fascinante Egipto de los faraones

El increíble viaje de un consejero áulico y dos princesas con destino a la Creta minoica en busca de ayuda para derrotar a los hicsos.

dios del desierto

La novela histórica sobre el antiguo Egipto cuenta con ilustres cultivadores que han ganado fama internacional gracias a ella. Entre nuestros contemporáneos, uno de los primeros fue Mika Waltari con ‘Sinuhé el egipcio’, lo cual no deja de ser curioso pues era finlandés, una cultura muy diferente a la de las riberas del Nilo. Tras él, llegaron otros autores como el francés Christian Jacq, quizá el más popular hoy; el cairota Naghib Mahfuz o los españoles Terenci Moix y Antonio Cabanas.

También ha publicado novelas sobre el antiguo Egipto el sudafricano Wilbur Smith (Rodesia del Norte, actual Zambia, 1933), concretamente una saga que se ambienta, sobre todo, en tiempos del Faraón Tutmosis III y de la cual ‘El dios del desierto’ es la quinta entrega (las anteriores fueron ‘Río sagrado’, ‘El séptimo papiro’ -de escenario moderno-, ‘El hechicero’ y ‘El soberano del Nilo’).

Claro que Smith es, principalmente, un autor de novelas de aventuras. Antes de centrarse en la historia egipcia, había escrito otras dos series ambientadas en su tierra natal: la de la familia Courtney, que le dio a conocer y cuenta con títulos como ‘Aves de presa’, ‘El destino del cazador’ o ‘El poder de la espada’, y la de la familia Ballantyne, más breve y en la cual se incluyen ‘Vuela el halcón’, ‘El triunfo del Sol’ o ‘El leopardo caza en la oscuridad’.

Volviendo a ‘El dios del desierto’, aunque perteneciente a la saga citada con anterioridad, puede leerse de manera autónoma. Nos hallamos en el siglo XII antes de Cristo, una época convulsa para Egipto. Los hicsos han invadido el norte del país y el faraón ha tenido que refugiarse en el sur. En este contexto, deposita su confianza en Taita, un antiguo esclavo que se ha convertido en su más fiel consejero y que es el único capaz de idear una estrategia con la cual vencer a los invasores.

El cortesano urde así un plan complejo para el cual necesita la colaboración de Minos, Rey de Creta, y que exige la participación de las dos hermanas del faraón, Bekatha y Tehuti. Escoltados por un grupo de guerreros escogidos, los tres personajes se ponen en marcha hacía la isla mediterránea iniciándo así un periplo lleno de increíbles aventuras. La narración discurre con un ritmo frenético (a lo cual ayuda la ausencia de la tradicional división en capítulos) que mantiene en vilo al lector. Sin duda, Wilbur Smith sabe cómo crear un «best seller».

Vía: Web oficial del escritor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...