“El enigma del pájaro azul”

Esta novela, El enigma del pájaro azul, publicada en 2009 por al ghanés Nii Ayikwei Parkes, recuerda, más allá de la trama que desarrolla, a esos relatos ancestrales que consiguen que el lector se reconcilie con los elementos primordiales que dieron origen a las distintas culturas.

El enigma del pájaro azul

Esta novela, publicada en 2009, recuerda, más allá de la trama que desarrolla, a esos relatos ancestrales que consiguen que el lector se reconcilie con los elementos primordiales que dieron origen a las distintas culturas.

Nii Ayikwei Parkes, su autor, nació en 1974 en Inglaterra pero se crió en Ghana y vive entre Londres y Accra. Su nombre ya cuenta una historia: “Nii significa líder. Ayi, palabra raíz, indica de dónde procede. En lengua ga: de las primeras familias que poblaron Accra, o sea que si se pierde sabrán encontrar su casa. Kwei significa que es el segundo hijo de su padre. Parkes es el nombre inglés de su bisabuelo esclavo, que fue de Jamaica a Guadalupe para encontrarse con su hijo, antes de que su abuelo acabara en Sierra Leona y su padre en Accra (si te has perdido, no importa, puedes volver a leerlo).

Músico y poeta del Spoken Word, El enigma del pájaro azul es su primera novela, en la que trata de un crimen que nos pasea por la Ghana profunda, empieza como una novela negra, pero va mucho más allá de la resolución de un simple enigma policíaco, porque se plantea una compleja relación entre cosmovisiones enfrentadas.

El protagonista de la novela es Kayo, un médico que ha estudiado medicina forense en Inglaterra y ha colaborado con la policía inglesa en investigaciones de asesinato, vuelve a Ghana decidido a incorporarse a la policía ghaneana. Mientras espera una incorporación que se revela mucho más compleja de lo que esperaba, recibe el encargo de investigar un misterioso caso: el hallazgo en un poblado de unos restos sospechosos.

La ciencia ofrecida por el investigador entra en contradicción con las dinámicas de la policía ghaneana, pero también con las tradiciones locales de las poblaciones donde aparecen los restos. Kayo se encontrará en la conjunción entre el mundo de la ciencia, la tecnología y la modernidad, y el mundo de la cultura tradicional, la superstición y el misterio.

La novela de Ayikwei (un intelectual que procede del mundo de los estudios técnicos), plantea el dilema que supone que para aprender determinados conocimientos científicos, haya que desaprendan otros conocimientos, no sólo referidos al continente africano, sino a los que también podían tener las sociedades tradicionales europeas.

Por eso, el relato supera el ámbito de la realidad palpable y entra en contacto incluso con las realidades mágicas en que creen tantos pueblos africanos. Una novela atractiva para el público europeo, porque lo llevará por un África diversa, que pasa por las grandes ciudades y por los poblados tradicionales; por las prácticas científicas y por las tradiciones ancestrales; por la cultura escrita y por las leyendas orales…

Kayo, cada noche, escucha las historias de Yao Poku, el último cazador, que conoce las bestias, los ríos y los secretos de las familias. Él explica la historia y cuando los hombres se reúnen para beber vino de palma, poco a poco se va desgranando el relato de una aldea de doce familias en medio de los bosques de Ghana, y empieza la magia…

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...