‘El hijo’, nacimiento de una nación

La novela de Philipp Meyer, finalista del Pulitzer, cuenta los 100 años decisivos en la conformación de Estados Unidos primero como país y luego como gran potencia mundial.

el hijo

La narrativa estadounidense actual cuenta con un grupo de autores tan consagrados que casi son objeto de culto. Figuras como Philip Roth, Cormac McCarthy, Don DeLillo o Thomas Pynchon, curiosamente todos ellos nacidos en los años treinta del pasado siglo. Sin embargo y junto a ellos, irrumpen constantemente nuevos escritores. Algunos tienen efímera popularidad pero otros van, poco a poco, haciéndose un nombre y un prestigio literario. Cabe citar, entre éstos últimos, a Michael Chabon, el dominicano Junot Díaz, Adam Johnson o Donna Tartt.

Como ellos, también está siendo muy alabado por la crítica Philipp Meyer (Nueva York, 1974), cuya novela ‘El hijo’ publica ahora en España el sello Random House después de haber sido una de las finalistas al Premio Pulitzer y haber triunfado en países como Gran Bretaña y Francia, donde ha vendido decenas de miles de ejemplares.

No es el primer éxito de Meyer. Ya su primera novela, ‘American Rust’ fue incluida por ‘The Washington Post’ entre las 10 mejores obras de 2009, obtuvo el Premio literario que concede anualmente ‘Los Ángeles Times’ y fue considerado Libro del año por ‘The Economist’. Ambientada en una ficticia ciudad antaño productora de acero y ahora en absoluta decadencia, narra las escasas expectativas de prosperar en la vida de sus jóvenes habitantes. Destaca, por tanto, su contenido humano y social. También ‘El hijo’ se centra en la vida de un personaje, claro que ésta es mera excusa para contar el nacimiento de una nación: Estados Unidos.

Porque su protagonista es Eli McCullough, el primer niño nacido en la a su vez neonata República de Texas. Una noche de 1849, los comanches asaltan su casa matándo a su madre y a su hermana y llevándoselo a él. Desde entonces y adoptado por el jefe de la tribu, vivirá según las costumbres de ésta.

Sin embargo, cuando las hambrunas y el ejército acaban con los nativos norteamericanos, Eli vuelve al mundo de donde procedía y logra convertirse en un próspero ganadero. Pasan los años y mientras su hijo lo ayuda a alcanzar el poder, su bisnieta intenta preservar su imperio en un momento en que los pozos de petróleo se han revelado como un negocio mucho más lucrativo que la ganadería. Con ‘El hijo’, recorremos más de cien años de la Historia norteamericana, precisamente un periodo en que los Estados Unidos completaron su territorio y se expandieron por el mundo llegando a ser el coloso que conocemos hoy. En ese sentido, quizá con el tiempo sea bautizada como “la gran novela americana”, un calificativo que, por cierto, ya han recibido obras de otros escritores.

Vía: ‘Literatura Random House’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...