El Lazarillo de Tormes: Una novela picaresca

La novela picaresca le debe su inicio a una novela que trascendió los ámbitos del realismo y de los crudos caminos de la vida. El Lazarillo de Tormes, de autor anónimo es la historia de Lázaro Gonzales Pérez, un niño que quedó huérfano a temprana a edad y visto en la indigencia tuvo que trabajar como guía de un ciego con el que comienza a vivir una serie de situaciones rimbombantes.

Escrita en 1554 y ambientada en España, El Lazarillo de Tormes está escrito en primera persona como si fuera una extensa carta en la que se da explicación de una serie de sucesos. En ella se ven los acontecimientos de este niño que pasa pobrezas hasta su final matrimonio ya cuando es mayor de edad. Existen una serie de elementos moralizantes que muestra la realidad de aquella época en los que las personas deben pasar penurias para poder salir adelante en una sociedad que muchas veces actúa de forma injusta y despiadada.

Luego de dejar al ciego Lázaro pasa a trabajar con un clérigo que no le da comida y lo mantiene en la absoluta indigencia, le ocurren una serie de sucesos y finalmente es despedido por engañarlo al intentar de conseguir algo de comida.

Son varias las peripecias que pasa el joven Lázaro a lo largo de su vida, alegrías y amarguras, como las vivencias con un joven hidalgo que lo trata bien, pero que finalmente termina por abandonarlo o con un fraile mercedario acostumbrado a viajar por el mundo. Sirve así mismo a un capellán, a un alguacil y hasta termina siendo pregonero en la iglesia toledana de San Salvador. Es en este punto en el que Lázaro tiene la oportunidad de establecerse y poder llevar una vida común y corriente como lo es la vida de un hombre casado. Resulta que el arcipreste gracias al cual Lázaro consigue el empleo de pregonero, le ofrece la oportunidad de casarse con una de sus criadas y ocupar una casa otorgada por este. El arcipreste había sido acusado en diversas oportunidades de mantener una relación amorosa con la sirvienta y esa era una de las mejores maneras de librarse de los comentarios de las personas que ya no lo lograban ver con buenos ojos.


Foto: El Huevo de Chocolate

Pero el asunto no termina ahí y esa es la parte final y por eso más importante del libro.
Lázaro tiene que soportar a partir de ese momento las constantes burlas de las personas que siguen creyendo que el arcipreste mantiene una relación amorosa con la que ahora se ha convertido en su esposa.


Toda una vida de sacrificio para que Lázaro tenga que soportar la amargura de creer que su esposa le es infiel, pero lo tiene que tolerar argumentando que es feliz que nada se compara a las penurias que tuvo que pasar desde muy pequeño. Que toda su vida se esforzó por salir adelante. Aún se nota el peso que tiene que cargar con su matrimonio invadido por la desconfianza y los comentarios maliciosos.

Lázaro de Tormes finalmente termina la carta en ese momento explicando que debido a la deshonra, debe hacer oídos sordos a las voces malintencionadas que hablan del fracaso de su vida matrimonial, parece no importarle ya su estancia indigna y quizá el autor haya querido poner en evidencia el sentido que tiene la vida para él en esta obra.

La forma en que está escrita y la ironía en muchos pasajes de la obra hacen ver que El Lazarillo de Tormes es una historia que guarda un profundo valor humano sobre las alegrías y las desdichas en un mundo muchas veces injusto. Está escrita en castellano bastante equilibrado y clásico. Muchos de sus personajes son bastante folclóricos que muestran el acervo cultural y la idiosincrasia de la gente española de aquella época.


Foto: Berbera Editores

Es considerada así mismo como la primera novela polifónica, y esto es evidente al ver que Lázaro no se estanca en una forma de ser a lo largo de toda la obra sino que evoluciona conforme pasan y se cuentan los hechos en el tiempo. Si al principio Lázaro era un niño bastante ingenuo, incluso mucho más que sus contemporáneos, al final se convierte en un hombre un poco cínico que ha aprendido de los golpes que le ha dado la vida y que no se entrega por completo a las más apasionadas aventuras. Se vuelve un tipo bastante reflexivo que medita sobre las peripecias que ha pasado en toda su vida y acepta callar la supuesta infidelidad de su mujer que para él no es compara con todos los sufrimientos que ha tenido que pasar para llegar asta su situación actual.

El Lazarillo de Tormes es algo moralizante pero también pesimista, es considerada como la primera novela picaresca por las circunstancias que le toca vivir a su protagonista, muchas de ellas son graciosas.

Al mostrarse las vejaciones y las actitudes un tanto hipócritas de aquella época por parte de los clérigos, esta novela fue censurada por la inquisición que la colocó en el índice de los libros prohibidos, posteriormente pudo volver a ver la luz en el siglo XIX, tal y como es.


Foto: University of Pudget Sound

Al ser leída en la escuela los estudiantes adquieren esa visión de la vida un tanto deshumana pero aprenden a conocer la realidad de la sociedad que muchas veces se comporta de formas injusta y descarnada. Junto con otras novelas como Oliver Twist, o algunas otras como La Busca de Pío Baroja o Corazón de Edmundo de Amicis; El Lazarillo de Tormes forma parte de las novelas pesimistas pero con profundo contenido humano, el elevado valor psicológico que el autor puso en ella para descifrar en el actuar de las personas, la envidia, crueldad, deshonor, avaricia la cataloga como una excelente novela. Ella como las otras son las obras de la literatura hispana que nunca pasarán de moda y formarán parte de toda lectura obligatoria en las escuelas en donde se habla el idioma castellano. Descargarte gratis el libro el Lazarillo de Tormes aquí!

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...