El Libro Flotante de Caytran Dölphin. Escritura progresiva

El libro flotante de Caytran Dölphin es la novela del escritor ecuatoriano Leonardo Valencia, en la que el protagonista, Ivan Romero, cuenta la historia del escritor Caytran Dölphin citando fragmentos del único libro de éste último, Estuario, e interpretando el significado de estos fragmentos. Estuario, de Caytran Dölphin, es un mítico y fragmentario libro que domina a todo el que lo lee. Algo parecido a lo que sería el Necronomicón.

Pero el protagonista de este post no es el libro de Leonardo Valencia en sí, sino la web-proyecto-juego www.libroflotante.net. En esta web se pone en práctica la escritura colaborativa y progresiva, cuyo objetivo es, a partir de los fragmentos de Estuario, poder “descubrir” nuevos fragmentos de este libro mítico, así como dar nuevas versiones de los fragmentos ya comentados por Ivan Romero, el protagonista de “El libro flotante de Caytran Dölphin”.

Para modificar los fragmentos ya existentes, se pone a disposición del lectonauta (término usado por los creadores de la web) unas herramientas semi-automáticas para poder modificar los fragmentos de “Estuario”. Puedes seleccionar una palabra de un fragmento y el servidor te dará automáticamente otra palabra con el mismo valor semántico (supuestamente, ya sabemos que los ordenadores no llegan a ese nivel de comprensión semántica). También puede modificar un fragmento entero automáticamente o hacerlo de forma manual. Además también puedes añadir nuevos fragmentos, de manera que se pueda completar cada vez más el contenido de Estuario.

En definitiva, otra forma de creación literaria colaborativa, al igual que nuestros blogs de relatos, poesías y frases célebres, aunque de una forma más elaborada.

Podéis dirigiros a esta interesante web y aportar vuestros “conocimientos” sobre el mítico e inhallable Estuario y colaborar en la “búsqueda” del contenido del libro.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...