‘El secreto de Gray Mountain’, el ecologismo de John Grisham

La nueva novela del más famoso creador actual de “thrillers” legales incorpora temas como la crisis económica y el cuidado del medio ambiente.

grisham

Como todos los géneros narrativos, la novela negra o detectivesca tien distintas variantes. Una de ellas es la que se conoce como “thriller” legal, caracterizada por desarrollarse principalmente en los tribunales y ser sus protagonistas abogados que, generalmente, luchan por causas justas contra las grandes corporaciones o los gobiernos. Quizá el autor clásico por excelencia de este tipo de obras haya sido Erle Stanley Gardner, creador del popular Perry Mason, sobre el cual se rodaron dos series de televisión y buen número de películas.

Pero en las últimas décadas, el gran novelista del género ha venido siendo el igualmente norteamericano John Grisham (Jonesboro, Arkansas, 1955), una verdadera máquina de crear “best sellers” y cuyo último libro, ‘El secreto de Gray Mountain’, acaba de publicar en España el sello Plaza & Janés.

No en balde, Grisham se curtió como abogado durante años obteniendo material para sus novelas. La primera de éstas fue ‘Tiempo de matar’ que, después de ser rechazada por varias editoriales, llegó a las librerías en 1987 convirtiéndose rápidamente en un gran éxito. Claro que mucho mayor lo obtuvieron sus siguientes obras: ‘La tapadera’, ‘El informe Pelícano’ y ‘El cliente’, todas verdaderos súper ventas y llevadas al cine por directores tan prestigiosos como Sidney Pollack, Alan J. Pakula y Joel Schumacher. Después vendrían otros “best sellers” como ‘El jurado’, ‘Causa justa’ o ‘La trampa’, todos ellos pertenecientes al género que mejor domina: el citado “thriller” legal. Así mismo, Grisham es autor de la serie juvenil ‘Theodore Boone’, protagonizada por el muchacho de ese nombre que aspira a ser abogado.

En cuanto a ‘El secreto de Gray Mountain’, muestra la conciencia ecologista del escritor norteamericano. La heroína es Samantha Kofer, quien ha pasado de trabajar en un importante bufete de abogados neoyorkino a hacerlo en uno mucho más humilde de una ciudad de Virginia. Es territorio de pujantes compañías mineras que contaminan pero pueden mover los hilos necesarios para no ser multadas.

En consecuencia, hay muchos intereses creados y probar la verdad -como intenta hacer la oficina de Samantha- supone incluso jugarse la vida. A los habituales ingredientes de sus novelas, Grisham ha añadido en ésta problemas tan candentes como la crisis económica que ha llevado a muchas personas al paro (entre ellas, la joven abogada) y el tema del medio ambiente, dos asuntos que preocupan sin duda a sus lectores. En definitiva, el escritor norteamericano no decepciona y ha construido una apasionante novela legal.

Vía: Web oficial de John Grisham.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...