‘El tesoro del Alcázar’, aventuras en la Guerra de la Independencia

El escritor andaluz nos ofrece una novela de aventuras ambientada en plena Guerra de la Independencia.

tesoro

Cuando se estudia la Guerra de la Independencia española (1808-1814) suele despacharse someramente explicando las causas, fases de la contienda y consecuencias de la misma. Pero pocas veces se ahonda en aspectos más concretos tales como la brutalidad con que a veces se desempeñaron los franceses y, sobre todo, el expolio a que sometieron nuestro patrimonio cultural, llevándose a su país muchas obras de arte que hallaron en su camino.

Alguna relación con ello tiene la nueva novela del andaluz José Manuel Sánchez Rodríguez (Sevilla, 1974), quien firma “Sánchez-Sevilla” en honor a su ciudad natal. Se titula ‘El tesoro del Alcázar y, ambientada justamente en la Guerra de la Independencia, ha sido publicada por Algaida Editores.

Formado en Ciencias Empresariales y profesional de los seguros, Sánchez Rodríguez escribe desde joven para varios periódicos de pequeña tirada y para una revista cultural, ‘El secreto del olivo’. Antes de la novela que nos ocupa, había publicado ‘El enigma de las seis copas’, que nos llevaba hasta la pujante Córdoba del siglo XII, cuando la ciudad andalusí era una de las más importantes del mundo conocido. En ella se desarrollaba una trama detectivesca con tintes paranormales protagonizada por Al Gafequi. Éste era un alquimista que casi por accidente se veía obligado a investigar la muerte del Gran Visir Abu Salem, quien había perecido envenenado al beber de la copa de Abderramán III, maldita según la leyenda.

‘El tesoro del Alcázar’ es, por tanto, su segunda novela y tiene como marco -decíamos- la Guerra de la Independencia. Además, guarda relación con el expolio al cual antes aludíamos porque esas riquezas que figuran en el título se refieren a joyas y obras de arte que la aristocracia y el clero temían que les quitasen los franceses.

Y es que éstos, tras la derrota sufrida en Bailén, se rearmaron y, con el mismísimo Napoleón a la cabeza, reconquistaron la península casi en un paseo militar. Ante su inminente llegada a Sevilla, el notario de la ciudad, don Rodrigo de Vega, que ha sido nombrado depositario del citado tesoro y es el único que conoce su paradero, tendrá que ingeniárselas para que éste no caiga en poder de los galos, quienes por su parte ya saben de su existencia. En definitiva, Sánchez-Sevilla ha construido una buena novela histórica pero sobre todo de aventuras. Hay, por fin, un ingrediente muy digno de comentar y es el toque picaresco que le ha dado al relato pues ninguno de los que persigue el tesoro es honrado.

Vía: ‘Me Gustan los Libros’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...