‘Francamente Frank’ de Richard Ford, el regreso de Bascombe

El genial personaje,”alter ego” del escritor, vuelve para mostrarnos las inquietudes y opiniones de la sociedad norteamericana actual.

francamente

Cuando se habla de la narrativa estadounidense de las últimas décadas, siempre se cita como grandes figuras de la misma al enigmático Thomas Pynchon, autor entre otras de ‘El arco iris de gravedad'; a Philip Roth, eterno candidato al Nobel de Literatura; Cormac McCarthy, entre cuyas novelas figuran ‘La carretera’ y ‘Todos los hermosos caballos'; Don DeLillo, con títulos como ‘Ruido de fondo’, ‘Los nombres’ y ‘Cosmópolis’, o a Toni Morrison, representante de la narrativa afroamericana.

Pero también debe incluirse en este selecto grupo a Richard Ford (Jackson, Mississippi, 1944), a quien su colega Raymond Carver ha señalado como “el mejor de cuantos escritores permanecen en activo en Estados Unidos” y que trabajó unos años como periodista deportivo.

Fue tras publicar dos novelas que, si bien tuvieron éxito de crítica, pasaron más bien desapercibidas para el público. Eran ‘Un trozo de mi corazón’ y ‘La última oportunidad’. Pero sería tras su experiencia en la prensa deportiva cuando crearía el personaje que le haría famoso. Se trata de Frank Bascombe, una suerte de “alter ego” de su autor. Porque, al igual que éste, ha saboreado brevemente las mieles del triunfo literario pero sin llegar a consolidarse. Así que trabaja justamente como periodista deportivo a la vez que, después de varias desgracias, intenta ser feliz. Gracias a él, Ford se convirtió en escritor de éxito y, al tiempo que creó otras dos entregas de sus andanzas –’El Día de la Independencia’ y ‘Acción de gracias’-, publicó obras de distinto cariz como el volumen de cuentos ‘Rock Spring’ y las novelas ‘Incendios’ o ‘Canadá’.

Por tanto, nunca ha abandonado a Bascombe y precisamente ahora la editorial Anagrama nos trae ‘Francamente Frank’, cuatro relatos breves protagonizados por el simpático personaje. Éste ha envejecido, pues, si en su primera aparición (‘El periodista deportivo’, no lo habíamos mencionado) frisaba los 40 años, ahora tiene 68 pero conserva intacta su ironía y su capacidad de ser políticamente incorrecto.

Sin embargo, Frank es, en estas historias, más el hilo conductor que el verdadero protagonista. En la primera es su antiguo casero quien le cuenta que el huracán Sandy lo ha arruinado; en la segunda, una mujer narra los terribles sucesos ocurridos en el mismo sótano de la vivienda actual de Bascombe; en la tercera aparece la primera esposa de éste, recién diagnosticada de Parkinson, y finalmente, en la cuarta, el enfermo es Eddie, viejo amigo de Frank. En consecuencia, lo que construye Ford en esta obra es un retrato de la sociedad norteamericana actual con sus inquietudes y opiniones. Todo ello a través de un personaje extraordinario, Bascombe, que ya se ha convertido en un icono de la cultura estadounidense.

Vía: Editorial Anagrama.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...