‘Fuego’, una epidemia de combustiones espontáneas

La nueva novela de Joe Hill, hijo de Stephen King, desborda suspense y emoción hasta la última página.

fuego

Se llama combustión espontánea humana al supuesto fenómeno según el cual el cuerpo de una persona arde hasta consumirse sin ninguna explicación física. Se han documentado bastantes casos a lo largo de la Historia y los científicos han dado diferentes explicaciones. Sin embargo, la posición dominante entre ellos es el escepticismo ante tal fenómeno. De cualquier modo, la que ha hallado una verdadera mina temática en él es la ciencia ficción.

Ya el mismísimo Charles Dickens, tan aficionado a lo paranormal, lo usó como recurso argumental en su obra ‘La casa deshabitada’ y, desde entonces, hay numerosos ejemplos. El último de ellos es la novela titulada justamente ‘Fuego’, cuyo autor es el norteamericano Joe Hill (Hermon, Maine, 1972) y que ha publicado en nuestro país el sello Nocturna Ediciones.

Podría decirse, en el caso de Hill, que de casta le viene al galgo, pues su padre es nada menos que Stephen King, seguramente el más destacado autor de narrativa de terror en la actualidad. Y le ha salido un discípulo brillante ya que su hijo, poco a poco, también ha sabido ir labrándose un nombre dentro del género. Hill debutó en el mismo allá por 2.005 con el libro de relatos ‘Fantasmas’, que le proporcionó premios como el British Fantasy y el Bram Stoker. Dos años más tarde, aparecería su primera novela, ‘El traje del muerto’, una historia de brujería y maldiciones. Y, tras ella, ‘Cuernos’, donde abordaba el tema del satanismo. Finalmente, ‘NOS4A2′ (en inglés, suena similar a “Nosferatu”) ha sido su última narración extensa hasta ahora.

Volviendo a ‘Fuego’, todo comienza cuando un extraño virus se extiende por toda Norteamérica afectando a numerosas personas quienes, tras sufrir unas descamaciones en la piel, arden espontáneamente. Los médicos, que lo llaman precisamente “Trichophyton draco incendia”, no son capaces de hallar un antídoto y los casos se multiplican.

En este contexto, se nos presenta a Harper Grayson, una mujer embarazada que ha trabajado como enfermera cuidando a los afectados. Pero ahora es ella quien empieza a sufrir los síntomas y no puede morir, al menos hasta dar a luz. En tan angustiosa situación, será ayudada por un desconocido que, vestido de bombero y con visibles descamaciones de la enfermedad, parece haber conseguido dominar el fuego. En definitiva, nos hallamos ante una novela trepidante, pues sus protagonistas luchan contrarreloj para sobrevivir, que, a veces, adquiere ribetes épicos. Sin duda, Hill ha heredado de su padre la capacidad de aterrarnos.

Vía: Web dedicada al escritor.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...