‘El lobo de mar’, la experiencia de Jack London

Antiguo navegante, Jack London reflejó aquellos años en varias novelas. Entre ellas, ‘El lobo de mar’, una obra dominada por el brutal pero inteligente carácter de Wolf Larsen.

Goleta
En algunos escritores se cumple rigurosamente el tantas veces repetido dicho de que, para ser buen novelista, deben haberse acumulado primero bastantes experiencias vitales. Lógicamente, esta afirmación es casi exacta en los autores de relatos de aventuras. Basta mencionar, por ejemplo, a Joseph Conrad, que fue marino antes que escritor, para confirmarlo.

Y también a John Griffith Chaney, más conocido como Jack London (San Francisco, 1876-1916), que tantas semejanzas alberga en su biografía con aquél. Porque London tuvo una vida más que agitada: trabajó como marinero cazando focas, fue contrabandista e incluso buscador del oro en Alaska cuando se desató esa fiebre entre los norteamericanos.

Claro que ni Conrad ni London  se quedan simplemente en autores de relatos de aventuras, ya que pocos como ellos han sabido mostrar la lucha del ser humano por la supervivencia en condiciones extremas. En cualquier caso, con ese bagaje de experiencias, London comenzó su carrera literaria. Tras publicar en 1900 un libro de relatos titulado ‘El hijo del lobo’, la fama le llegaría tres años después con su primera novela, ‘La llamada de la selva’, magistral historia que narra las aventuras del perro Buck, un animal de extraordinaria lealtad. Más tarde, agrandaría su prestigio con obras como ‘Colmillo blanco’, ‘Cuentos de la patrulla pesquera’, ‘El talón de hierro’ o ‘El vagabundo de las estrellas’.

Entremedias aparecería ‘El lobo de mar’ (1904), relato basado en su experiencia marina como cazador de focas. A grandes rasgos, cuenta las aventuras de los supervivientes del choque de dos barcos que son recogidos por la goleta capitaneada por Wolf Larsen, un hombre amoral y cruel. Éste, en vez de desembarcarlos, como precisa tripulantes, los lleva consigo a pescar. Se produce así el contraste entre el protagonista, un ser culto, y Larsen, un hombre inteligente pero auténticamente embrutecido por las circunstancias de su vida.

A través de esta peripecia, comprobamos como Humphrey van Weyden –así se llama el personaje principal-, obligado a desempeñar las más duras labores, pasa de ser un intelectual refinado a convertirse en un hombre duro capaz de sobrevivir por sí mismo. Pero, sin duda, la mejor creación del libro es Wolf Larsen, tan brutal como inteligente y capaz de reflexionar con lucidez acerca de la condición humana y que es el duro profesor que consigue la metamorfosis del protagonista. Se trata, en suma, de un relato de aventuras pero con un profundo contenido filosófico.

Fuente: The World of Jack London.

Foto: Jitze.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...