‘La chica de antes’, o ten cuidado al elegir casa

J. P. Delaney ha escrito una novela de suspense que tiene como eje argumental una peculiar y claustrofóbica vivienda.


chica de antes

A la hora de alquilar una vivienda -y no digamos de comprarla- son muchas las cosas a tener en cuenta. El precio, los gastos comunitarios, su antigüedad, los metros cuadrados y número de habitaciones, la luminosidad y ventilación o si el edificio tiene ascensor o no, son tan sólo algunas de ellas. Sin embargo, nunca se nos ocurriría pensar que la casa pueda tener algo oculto que ponga en riesgo incluso nuestra vida.

Eso le ocurre precisamente a la protagonista de ‘La chica de antes’, novela con la cual debuta en España J. P. Delaney, pseudónimo del británico Tony Strong (Uganda, 1962), y que ha publicado el sello Grijalbo. Fue, además, la primera que firmó con ese alias, si bien ha escrito otras.

Licenciado en Filología por la prestigiosa Universidad de Oxford, Delaney (llamémosle así) trabajó en importantes empresas de publicidad antes de consagrarse a la Literatura. Entre los restantes títulos que ha publicado y a los cuales aludíamos, cabe mencionar ‘Tell me lies’, convertida en serie de televisión por la productora británica Granada; ‘The deat pit’, ‘The poison tree’ y ‘The decoy’. Pero, sin duda, la que le ha otorgado fama internacional ha sido ‘La chica de antes’, cuyo planteamiento se basa en una casa misteriosa, como sucede con tantos otros relatos de suspense (pensemos, por ejemplo, en ‘El resplandor’ de Stephen king’ o en ‘Apartamento 16′ de Adam Nevill). Bien es cierto que, en la obra de Delaney, el ingrediente terrorífico es menos visible aunque no por ello provoca menos miedo.

La novela transcurre al principio bifurcada en dos historias paralelas: de una parte, están Emma y su novio, quienes después de sufrir un robo en su antigua casa, se trasladan a una lujosa propiedad que está a sorprendente buen precio; y, de otra, tenemos a Jane, quien acaba de dar a luz un bebe muerto y pretende dar un giro a su vida por lo cual se instala en la misma vivienda. Ambas protagonistas, por tanto, alquilan la citada casa, primero Emma y tiempo después Jane (de ahí ‘La chica de antes’). Sin embargo, para ayudar a la tensión dramática, Delaney nos cuenta estas dos tramas a la vez.

Y eso que las dos jóvenes debían de estar advertidas, ya que el propietario es un hombre extraño: él mismo la decoró con una estética exageradamente minimalista y se encarga de seleccionar rigurosamente a los inquilinos. No en balde, la propiedad no es normal. Incluso diríamos que exige a sus moradores cambiar su forma de vida. En suma, ‘La chica de antes’ es una novela claustrofóbica que mantiene al lector en tensión hasta la última página.

Vía: ‘Comparte Libros’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...