‘La chica del tren’, de Paula Hawkins

Un «thriller» adictivo con el voyerismo como trasfondo que está en camino de convertirse en la sensación literaria del año.

chica del tren

A veces, el suspense nace de los más sencillos actos de la vida cotidiana. Por ejemplo, alguien que ves a diario en tu recorrido al trabajo. Si un día ocurre algo distinto y con un poco de imaginación, la intriga puede estar servida. Quizá el que mejor supo interpretar estas circunstancias fuera el gran Alfred Hitchcock en películas como ‘La ventana indiscreta’ pero también es un recurso muy utilizado en el «thriller» literario.

De hecho, ésta es la premisa inicial de ‘La chica del tren’, novela de Paula Hawkins (Harare, Zimbabwe, 1973) que amenaza convertirse en la sensación de este año. No en balde, ha superado en ventas iniciales a «best sellers» como ‘El código Da Vinci’ y ya la comparan con otro gran éxito: ‘Perdida’ de Gillian Flynn.

Afincada en Londres, Hawkins trabajó como redactora de economía en ‘The Times’ al tiempo que escribía en sus ratos libres. Hace seis años decidió consagrarse a la Literatura pero no fue muy valorada por los editores. Tras mucho bregar, consiguió que le publicasen ‘La chica del tren’ y ésta se ha convertido en poco menos que un fenómeno viral. En Facebook, Twitter y Amazon se multiplicaban las opiniones elogiosas de lectores anónimos e incluso recibía el beneplácito nada menos que de Stephen King. Ha pasado tres semanas en el número uno de la lista de libros más vendidos que publica ‘The New York Times’ y Dreamworks ya ha comprado los derechos para llevar la novela al cine.

Hace apenas unas semanas, ha sido publicada en España por la editorial Planeta. La protagonista de ‘La chica del tren’ es Rachel, una mujer que atraviesa un mal momento a causa de su separación agravado por la bebida. Todos los días coge el tren de las 8:04 para ir a su trabajo. Son siempre las mismas caras pero, en un momento del trayecto y también a diario, ve a una pareja desayunando en la terraza de su casa. Tan felices le parecen que incluso les pone nombres: Jess y Jason.

Incluso va imaginando una vida para ellos. Sin embargo, un día sucede algo, un hecho fugaz que le hace pensar que el mundo de esa pareja es mucho menos idílico de lo que creía. ‘La chica del tren es, ciertamente, un «thriller» adictivo en el que nada es lo que parece. Ni siquiera la autora es de fiar, pues nos brinda la información con cuentagotas y trampas para confundirnos y llevarnos por donde quiere.

Vía: ‘Elemental’.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...