‘La chica inglesa’, de Daniel Silva

El autor es un digno discípulo de las grandes figuras de la narrativa de espionaje como Graham Greene y John le Carré.

chica inglesa

La novela de espionaje vivió su época áurea durante la «Guerra Fría». Aquel mundo dividido en dos bloques antagónicos en permanente tensión prebélica era el escenario apropiado para el género. Entonces nació James Bond, el agente secreto por excelencia, de la mano de Ian Fleming y escribieron sus obras de espías autores como Graham Greene (‘El tercer hombre’ o ‘El americano impasible’) y John le Carré con su serie sobre George Smiley (‘Llamada para el muerto’, ‘El topo’ o ‘El honorable colegial’).

Actualmente, la narrativa de espías parece haber perdido algo de pujanza. No obstante y a juzgar por el éxito de las que se publican, diríamos que conserva gran parte de su vigor. Así sucede con las obras de un estadounidense de nombre tan hispano como Daniel Silva (Michigan, 1960), que se venden por cientos de miles de ejemplares.

Periodista y productor de televisión casado con la popular presentadora Jamie Gangel, de la NBC, Silva publicó su primera novela en 1996. Se titulaba ‘The unlikely spy’ (que sepamos, no ha sido publicada en España) y nos trasladaba a la época de la Segunda Guerra Mundial para contarnos la historia de Alfred Vicary, un inocente profesor de Historia elegido como espía nada menos que por Winston Churchill. El éxito que Silva obtuvo con esta obra le permitió dedicarse en exclusiva a escribir. Tras ella vinieron ‘The mark of the assassin’, ‘A death in Vienna’ o ‘Moscow rules’, todas ellas igualmente sobre espionaje.

Finalmente, La Esfera de los Libros se ha decidido a publicar en nuestro país su última novela: ‘La chica inglesa’, que viene precedida por el reconocimiento que supone haber ocupado el número uno de súper ventas en la lista del ‘New York Times’. Madeline Hart es una prometedora política británica pero también la amante de Jonathan Lancaster, Primer Ministro del país.

Los enemigos de éste han descubierto su secreto y, para vengarse, secuestran a la joven. Si la policía investiga, se descubrirá su relación y ello terminará con la carrera del político. Así que éste decide poner el asunto en manos de Gabriel Allon, uno de esos individuos que se maneja a la perfección en «las cloacas» del Estado, para que rescate a Madeline. Ahora todo depende de éste espía con un oscuro pasado. En suma, ‘La chica inglesa’ es una muy interesante novela de acción, con una potente trama y un adecuado ritmo narrativo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...