La encrucijada del umbral

La etiqueta de “Premio Nobel de Literatura” condiciona cualquier aproximación a un autor o autora. El hecho de que su obra haya sido reconocida con esa etiqueta, transforma ya por completo las posibles relaciones entre los lectores y sus libros.

Nieve de Ohran Pamuk

Nieve de Ohran Pamuk

Ya no hay vuelta atrás, esa etiqueta presupone una calidad literaria, pero no un acercamiento al público, todos sabemos de la distancia entre los gustos de la crítica y del público, dividido entre los que la aceptan como un referente o aquellos para los que puede provocar un cierto respeto.

La obra de Ohran Pamuk provoca un cierto respeto. Ha sido premio nobel de literatura en el 2006, no elude, más bien al contrario, los temas complejos y ambiente sus libros en un entorno, el de Turquía, que no deja de provocar cierto recelo en el mercado occidental.

Por desgracia, la globalización también ha ayudado a extender ciertos prejuicios sobre los demás. Sin embargo, lo qu es innegable es la tremenda calidad de sus párrafos. Y ahí dan igual los premios. Cuando comenzamos a leer, a desenredar la madeja de la historia, lo que queda es el texto. Lo único importante en realidad.

Un texto, este de Nieve, que cuenta una historia de intrigas policiales y políticas, con mucho movimiento en espacios claro oscuros, que habla de intransigencias, tanto religiosas como sociales, y que revela como se puede utilizar la propia vida como un medio de protesta llevado al extremo. Y habla también del sentimiento de ser extranjero en cualquier lugar, de sentirse extraño en casa y solitario en la distancia.

Un periodista y poeta regresa a su ciudad natal, en la frontera de Turquía, después de mucho años de exilio político. Es invierno y el clima no quiere facilitar el áspero proceso de reencuentro con una realidad que lo forzó a la marcha. Además, esos tiempos también son convulsos y los enfrentamientos continúan, a pesar de que ahora puedan tener otros nombres. Un elevado número de suicidios, de muchachas a las que se les había prohibido llevar cubiertas las cabezas con el velo islámico, azota las conciencias de todos los habitantes.

El furor popular parece que llevará a los islamistas a ganar las elecciones locales y, en medio de todo, un servicio secreto de policía que aplica con extrema y violenta precisión sus métodos de trabajo.

Un conglomerado lleno de preguntas, con los pies metidos en encrucijadas constantes. La duda eterna de la identidad, la pertenencia y la búsqueda de nuestro lugar en el mundo. Eso, en un país como Turquía, presa de una lucha entre sus ansias europeas y sus raíces islámicas, puerta de entrada y salida que puede llevar al aislamiento. Eso es lo que provoca la nieve, casi perpetua, por todas las esquinas.

Puedes leer el libro gratis aquí

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...