‘La lengua de los secretos’, de Martín Abrisketa

El escritor vasco relata la peripecia de su propio padre, entonces sólo un niño, durante la Guerra Civil.

la lengua de los secretos

Las guerras han servido de escenario a todo tipo de novelas, generalmente escritas por quienes participaron en ellas para mostrar su desdichada experiencia. Si, por ejemplo, hablamos de la contienda mundial que se extendió entre 1914 y 1918, tenemos obras como ‘Sin novedad en el frente’ de Erich María Remarque y ‘Senderos de gloria’ de Humphrey Cobb. Si de la Segunda Guerra Mundial tratamos, podemos citar ‘El tren llegó puntual’ de Heinrich Böll y ‘Vida y destino’ del ruso Vasili Grossman.

Son tan sólo unas pocas muestras de novelas que narran los horrores de la guerra. Pero, normalmente y como decíamos, han sido escritas por autores que la vivieron como soldados. Menos habitual es que se nos brinde la visión de un conflicto bélico desde la perspectiva de un niño que lo padece como víctima impotente de algo que no comprende.

Y esto último es lo que ha hecho el vasco Martín Abrisketa (Bilbao, 1967) en su primera novela, ‘La lengua de los secretos’, que tiene como escenario la Guerra Civil española y ha sido publicada recientemente por Roca Editorial. Licenciado en Periodismo y Realización Audiovisual, Abrisketa trabajó en televisión como guionista y, más tarde, como reportero con la cámara al hombro. Sin embargo y como a veces las grandes historias nacen de la forma más sencilla, el incipiente escritor tenía en la peripecia de su propio padre y tíos durante la contienda material suficiente para crear una novela magnífica.

Porque ‘La lengua de los secretos’ cuenta esa terrible experiencia, en la cual el autor intercala cartas dirigidas a su padre. Martinxo Abrisketa vivía junto a su familia en Arrigorriaga. Pero, al separarse sus progenitores, se convierte en un “niño de la guerra” que debe guiar a sus hermanos en su huida de la devastación causada por el conflicto bélico. En su camino, pasarán primero por Santander y, más tarde, por los Alpes franceses.

En definitiva, ‘La lengua de los secretos’ es una novela que combina el elemento mágico con la ternura. Y es que, muchas veces, los bombardeos y los desfiles que, para los adultos, suponen destrucción y tragedia, para un niño -incapaz de entenderlos- no son otra cosa que aventura y juego.

Vía: ‘El Placer de la lectura’.

Foto: Roca Editorial.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...