La Reina Margot, de Alejandro Dumas padre

La Reina Margot (publicada en 1845) nos narra las peripecias en la corte de Margarita de Valois, hija de Catalina de Médici y de Enrique II. Los acontecimientos se centran principalmente en el Paris del año 1572, durante el reinado de Carlos IX. La Reina Margot es el primero de los libros de la llamada Trilogia de los Valois, seguida por La Dama de Monsoreau y Los cuarenta y cinco.

Fotograma de la película de Patrce Chéreau, inspirada en el libro de Dumas

Pese a no ser la más célebre de Alejandro Dumas padre, autor de portentos literarios como Los Tres Mosqueteros o El Conde de Montecristo, la obra que nos ocupa no debe desmerecerse, puesto que emana de la pluma de uno de los mejores literatos franceses de todos los tiempos. La Reina Margot (publicada en 1845) nos narra las peripecias en la Corte de Margarita de Valois, hija de Catalina de Médici y de Enrique II. Los acontecimientos se centran principalmente en el Paris del año 1572, durante el reinado de Carlos IX. La Reina Margot es el primero de los libros de la llamada Trilogia de los Valois, seguida por La Dama de Monsoreau y Los cuarenta y cinco.

Margarita de Valois, llamada Margot por los más allegados, era miembro de la Dinastía de los Capetos y vivió entre 1553 y 1615. Se casó con Enrique de Navarra y fue primero Reina de Navarra para luego serlo de Francia. Sus intereses bascularon durante toda su vida entre su marido y su hermano, Enrique III, al que siempre se sintió unida hasta que ambos creciesen y se inmiscuyesen en las intrigas políticas de la corte francesa. La novela de Dumas se centra en un capítulo iniciático de Margarita, durante la Matanza de San Bartolomé, que acabó con el asesinato en masa de los hugonotes franceses. En este violento capítulo de la historia, nos encontramos con una princesa joven, que vive un romance con el soldado protestante Le Môle y contrae matrimonio con Enrique IV, al que no ama. Las ansias de poder de su propio hermano y de su madre Catalina, amenazarán la vida de su marido, la de su amante y la suya propia.

A día de hoy, discernir entre el mito y la persona, la leyenda y la realidad, es una tarea casi imposible. Sin embargo, y ya que nos decantamos por la literatura, aquello que nos importa es la manera en que Dumas llegó a plasmar la leyenda. De la Reina Margot se dijeron muchas cosas, pero casi siempre se aludía a su belleza, a su refinada educación y, como no, a sus artes amatorias. Margot fue una eterna seductora de la que también se dijo que era ninfómana. Lo que sí podemos afirmar es que Margarita de Valois vivió de manera convulsa durante toda su vida. En ocasiones amada por todos y en otras, repudiada por su familia y amigos.

Un reinado convulso

Así, Dumas nos presenta un personaje principal, el de Margot, que se erige como una seductora y política nata. Pese a ello, muchos son los que han atribuído a Dumas bastantes imprecisiones históricas, debidas en gran parte a licencias artísticas por parte del autor. Una novela donde también se lee entre líneas la impronta dejada por la leyenda de una mujer cuyos rasgos han perdurado hasta nuestros días gracias a la pluma de Alejandro Dumas.

Fuentes: Poemasdelalma

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...