‘Los amantes de Hiroshima’, de Toni Hill

Un nuevo caso del inspector Héctor Salgado, esta vez enfrentado a un crimen aparentemente ritual.

Libro Los amantes de Hiroshima

Hubo un tiempo en que los escritores españoles de novela policíaca o del Oeste buscaban pseudónimos lo más americanos posible para firmar sus obras. Así, por ejemplo, Francisco González Ledesma, más tarde famoso por su duro inspector Méndez, fue muchos años “Silver Kane” o Jesús Gallardo Muñoz se convirtió en el no menos popular “Curtis Garland”. Era algo parecido a lo que ocurría entonces con las primeras estrellas de rock nacionales.

Hace años que eso ya no sucede, aunque, si mencionamos a autores como Toni Hill (Barcelona, 1966), podríamos pensar que sí. Pero no es el caso. Ese es su verdadero nombre, al parecer porque un británico antepasado suyo se quedó a vivir en Cataluña.

De cualquier modo, este Licenciado en Psicología que lleva años dedicado a la traducción es hoy una de las nuevas figuras de la novela policíaca española. Se dio a conocer en 2011 con ‘El verano de los juguetes muertos’, que también supuso el debut de su personaje “de cabecera”: Héctor Salgado, inspector de los Mossos d’Esquadra en Barcelona. En este relato, se halla apartado del servicio por dar una paliza a un detenido. Sin embargo y extraoficialmente, se le asigna un caso: el aparente suicidio de un joven perteneciente a una familia de clase alta, un asunto que será mucho más complicado de lo que parece.

Tras ‘El verano de los juguetes muertos’, Toni Hill publicó ‘Los buenos suicidas’, evidentemente también con una muerte voluntaria de por medio. En esta ocasión, se trata de una secretaria de dirección de una importante empresa. Pero Salgado bastante tiene con la desaparición de su ex-mujer. Y ahora acaba de llegar a las librerías su tercera novela, ‘Los amantes de Hiroshima’, de la mano del grupo editorial Penguin Random House. En ella, todo comienza con una aparición macabra: la de dos cadáveres abrazados y sepultados de forma aparentemente ritual junto a una gran cantidad de dinero.

Salgado se encarga del caso, al que se relaciona con la desaparición de una pareja de jóvenes hace siete años (por tanto, la obra nos sitúa en dos planos temporales: 2011 y 2004) Sin embargo, el inspector, más próximo que nunca a su colega Leire Castro, sigue buscando el rastro de Ruth, su ex-esposa. A esta trama, Hill añade un tema de candente actualidad y no menos duro: el de los bebés robados. Todo ello para construir una excelente novela policíaca en la que destaca sobre los demás el personaje de Salgado.

Vía: Web oficial del escritor.

Foto: Editorial Debolsillo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...